Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cómo configurar una cuenta para que nunca se quede en números rojos

¿A quién no le ha llegado un recibo inesperado que ha dejado su cuenta temblando? ¿Y si ese recibo además deja la cuenta en descubierto qué ocurre? Algo tan sencillo como gestionar una cuenta de ahorro y otra para los gastos del día a día es ahora mucho más fácil gracias a una nueva herramienta de la ‘app’ de BBVA España. El usuario puede configurar un saldo mínimo y, cuando este se rebasa, automáticamente se hace un traspaso desde otra cuenta. Esta opción también se puede configurar para un saldo máximo, por lo que nuestra cuenta corriente va engordando la de ahorro a partir de un importe determinado. Gracias a este servicio, los usuarios de BBVA cuentan con una mayor gestión de sus saldos y una experiencia como cliente móvil mucho más rica.

Para el cliente es fundamental tener el control sobre los movimientos bancarios de sus cuentas, y sentir cierta tranquilidad frente a situaciones imprevistas que se le puedan presentar. BBVA ha ido más allá en la mejora de la gestión automática de saldos y ha lanzado una nueva funcionalidad dentro de su aplicación móvil, que permite al usuario ordenar traspasos entre cuentas cuando se alcance un saldo inferior o superior establecido con anterioridad.

De tal forma, si el cliente tiene domiciliados diferentes recibos en su cuenta que superen una determinada cantidad, BBVA pone a su disposición la posibilidad de fijar un saldo mínimo para que siempre pueda hacer frente a sus gastos, evitando así posibles descubiertos, que se producen como consecuencia de una retirada o pago de dinero sin que haya liquidez suficiente.

Esta operativa también hace más sencillo el ahorro, ya que la aplicación móvil de BBVA permite al usuario configurar traspasos entre cuentas cuando se alcance un saldo superior a un umbral determinado.

La banca del futuro, cada día más cerca

BBVA continúa trabajando en la mejora de su ‘app’. Hasta la fecha, los usuarios pueden acceder mediante su huella, iris o reconocimiento facial, configurar de manera personalizada el idioma, la clave de acceso o realizar cambios en los datos personales. A esto hay que añadir otras mejoras que se adaptan a las necesidades de cada cliente:

  • Posibilidad de elegir qué productos de los contratados estén visibles en la Posición Global, así como limitar su uso en la banca ‘online’ apagándolos o encendiéndolos.
  • Posibilidad de incluir una fotografía de perfil, que se podrá incorporar desde el apartado perfil y ajustes del menú. La imagen puede hacerse en ese mismo momento o subirla desde la galería.
  • Configuración de las notificaciones de la aplicación que el cliente desea recibir en su teléfono. Estas comunicaciones son configurables desde la ‘app’ y dan opciones como mostrar alertas del abono de la nómina, abono de transferencias, el cargo de recibos o la retirada de efectivo. Además, permiten establecer el umbral a partir del cual el cliente quiere ser alertado.

Otras historias interesantes