Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 19 nov 2018

Cómo convertir una empresa en un emprendimiento social

¿Puede una empresa ordinaria transformarse en un emprendimiento social? La respuesta es que no solo puede, sino que para muchas compañías ya es una obligación. Incorporar las preocupaciones de la sociedad al modelo de negocio ha dejado de ser una moda para convertirse en una necesidad.

Los consumidores han puesto el foco en el comportamiento de las empresas y empiezan a fijarse en sus valores sociales. Según el informe global The Company Behind the Brand realizado por Weber Shandwick y KRC Research, los clientes van más allá de la calidad del producto o servicio y se preocupan también del comportamiento de la empresa y su impacto social positivo. El estudio revela que el 47% de las conversaciones de los consumidores, tanto en persona como en las redes sociales, se centraban en lo saludable que era el producto o servicio y sus sensaciones respecto a él; el 42% opinaba acerca de su seguridad y el 41% se centraba en la honestidad y ética de las empresas.

Ante esta preocupación por lo social, muchas empresas se están planteando hacer las cosas de otra manera. Pero ¿por dónde hay que empezar?

Cambiar la filosofía de la empresa

¿Cómo puedo generar un impacto positivo con una empresa que ya está en funcionamiento? Las respuestas son variadas: se puede modificar el modelo de negocio, cambiar a los proveedores por otros socialmente más responsables, variar la política de recursos humanos… Realizar algún cambio en este sentido, aportará un giro en la filosofía de la compañía y es posible que se convierta en su seña de identidad.

Sarah Hamui Textiles_BBVA Momentum 2018

Sarah Hamui Textiles apoya a las artesanas de varias comunidades indígenas de México, dándoles trabajo y visibilidad a través de la producción y promoción de sus productos.
© Sarah Hamui Textiles

Un ejemplo inspirador, en esta línea, es Sarah Hamui Textiles, una empresa social mexicana que está participando en la última edición de BBVA Momentum, el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA. Esta compañía nació por la inquietud de la diseñadora Sarah Hamui de apoyar a las artesanas de varias comunidades indígenas de México, dándoles trabajo y visibilidad a través de la producción y promoción de sus productos.

La fórmula de esta empresa es sencilla: “Soy parte del cambio en dos vías: por un lado, aporto lo que tengo, lo que soy y lo que sé recibir. Por otro, puedo escuchar y entender lo que las artesanas quieren cambiar, porque ellas son las que saben”, explica Hamui. Su modelo de negocio se centra en un producto artesano de alta calidad con una plantilla que, aunque está cualificada, pertenece a un sector de la población en situación de vulnerabilidad, algo que sus clientes valoran y que es parte fundamental del ADN de esta empresa.

Innovar con sello social 

Ofrecer algo que marque la diferencia y sea un motor del cambio. A priori, puede parecer un objetivo poco idealista para una empresa que no esté centrada en el sector social, pero hay formas de conseguirlo. Por ejemplo: cuidando que los procesos que se realicen sean respetuosos con el medio ambiente o proporcionando un extra al producto o servicio que lo haga más saludable, más ecológico o más responsable a nivel social.

Viox company_BBVA Momentum 2018

La compañía de agua mineral Viox Company ha apostado por distinguirse de la competencia con un planteamiento saludable y ecológico.
© Viox Company

Esto es lo que ha hecho Viox Company, empresa colombiana participante en BBVA Momentum 2018. A priori, podría parecer una empresa más del sector del agua mineral, pero su producto es diferente: “El agua mineral Viox está enriquecida con un 300% más de oxígeno y es el agua más premium de Colombia”, cuenta su fundadora, Melisa Lucía Torres. “Se trata de un proceso realizado con calidad internacional y una formula auténtica, con más oxígeno, que hace que el agua cuide la salud de los consumidores”. Viox Company ha apostado por distinguirse de la competencia con un planteamiento saludable y ecológico. Su esfuerzo ha sido recompensado con varios premios nacionales e internacionales, entre ellos participar en BBVA Momentum, lo que le servirá para impulsar su plan de crecimiento. 

Pedir ayuda 

Hacer cambios en una empresa no es fácil y, a veces, se necesita ayuda. En BBVA Momentum participan compañías que se dedican a hacer labores de consultoría, búsqueda de profesionales y asesoramiento a otros negocios para ayudarles a dar el giro hacia lo social.

Un buen ejemplo es Matteria, participante colombiana de la última edición del programa: “atraemos y gestionamos talento para las organizaciones privadas, públicas y civiles que están cambiando el mundo”, explica su CEO, Rafael Achondo. Esta empresa de ‘head hunters’ solo trabaja para compañías “que busquen generar impacto” y cuenta ya con una plataforma con más 25.000 profesionales inscritos de 30 países. Su labor es ayudar a las empresas a trabajar con personas cualificadas, pero que también estén comprometidas y se identifiquen con la filosofía social de la compañía: “Queremos seleccionar al mejor talento y promover nuevos liderazgos”.

Otras historias interesantes