Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Start-ups Act. 01 jul 2021

Cómo identificar una ‘startup’ de éxito, según Propel

Ningún fondo de capital riesgo puede revelar todos sus secretos, es lo primero que dice Propel cuando se le pregunta cómo selecciona las ‘startups’ en las que quiere invertir. Pero sí reconoce que hay elementos muy claros para detectar una gran compañía.

El equipo

Lo primero que llama la atención de una empresa emergente en una fase temprana es su equipo fundador. Sus miembros van a ser quienes realmente conquisten a los inversores.

Conocer bien la industria para la que se está desarrollando el nuevo producto, haber trabajado en ella y mantener una buena relación de contactos es sin duda la mejor carta de presentación.

“Es el caso de los fundadores de Coinbase. Todos venían de la industria financiera y conocían perfectamente su funcionamiento”, aseguran desde Propel.

Posicionarse donde el sector tiene fallos o donde no está

Lo principal en cuanto a la propuesta de negocio es que tenga un objetivo claro y resuelva algo que no está haciendo la industria o mejore algo que se está haciendo mal.

En este sentido, las propuestas de las ‘startups’ suelen venir a resolver un problema operativo con tecnología. Y gracias a un primer enfoque tecnológico o digital, pueden ofrecer ese mismo servicio pero con un precio muy inferior, mucho más ventajoso para el cliente. Por último, compiten con un mejor servicio a través de una experiencia de usuario diferenciadora que hace sencillos y agradables procesos que resultan molestos a los clientes.

“Funcionamiento, precio o servicio es donde una solución nueva tiene que mostrar su diferenciación”, recalca Jay Reinemann, socio principal del fondo.

Potencial para escalar

La 'startup' que esté buscando financiación entre los fondos e inversores de capital riesgo debe demostrar que puede escalar rápidamente hasta convertirse en una empresa multimillonaria. Ya sea geográficamente o para llegar al máximo de usuarios posibles.

Los inversores no se van a fijar tanto en la cuenta de resultados, ni en la generación de beneficios, como en comprobar si la compañía crece a un ritmo adecuado. Por eso es fundamental que los emprendedores se posicionen en un mercado lo suficientemente grande.

“Los proyectos tienen que tener potencial de escalar. Si no eres capaz de crecer un 200% anual, es posible que no seas una buena opción para Propel”, afirma Reinemann.

Otras historias interesantes