Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cómo incluir las acciones de bolsa en la Declaración de la Renta

acciones-bolsa-declaracion-renta

Con la llegada del periodo para realizar la Declaración de la Renta en la Agencia Tributaria, surgen determinadas dudas acerca de qué se puede y debe incluir. Un claro ejemplo de desconocimiento surge a la hora de declarar las ventas de acciones o sus dividendos de las distintas inversiones realizadas. Aquí, la pequeña guía definitiva para resolver este problema y evitar imprevistos que puedan afectar a la salud financiera.

En primer lugar, en España sólo hay que presentar la declaración de la Renta a Hacienda, cuando no habiendo obtenido rendimientos de otro tipo, se hayan obtenido beneficios por la venta de acciones o dividendos derivados de éstas superiores a 1.000 euros o pérdidas de 500 euros o más.

  • Dividendos. Se deben recuperar todos aquellos ingresos obtenidos de los mismos, para lo cual habrá que contactar con el bróker. Al mismo tiempo se deberá recopilar retenciones sufridas, así como cualquier comisión o cargo por la recepción de ingresos de dividendos. Esto viene reflejado en los datos fiscales para quienes cuentan con un bróker español. Para  introducir los ingresos por dividendos en la Declaración de la Renta hay que ir a la casilla 0029 del apartado ‘Rendimientos de Capital Mobiliario’. Quienes cuenten con un bróker español tan solo tendrán que verificar los datos; quienes cuenten con uno extranjero, habrán de introducir manualmente los siguientes conceptos: Ingresos íntegros, retenciones, y gastos de administración y depósito. En cuanto a tributación, conviene recordar que estos rendimientos se integran en la base del ahorro tributando a los siguientes tipos, vigentes para 2020: hasta 6.000 euros un 19%, entre 6.000 y 50.000 euros un 21%, y a partir de 50.000 euros un 23%.Si durante el último año se cumple alguno de esos dos requisitos, hay que fijarse en dos categorías: Dividendos y venta de acciones.
  • Venta de acciones. Por la mera tenencia de acciones, no será necesario cumplimentar nada. Para notificar a Hacienda las ventas de acciones hay que acudir a la casilla 0328 en ‘Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones de acciones negociadas’. Una vez ahí se seleccionará la casilla y se introducirán los datos de la primera venta: Entidad emisora, valor de transmisión (lo que se ha ganado vendiendo estas acciones menos las comisiones por su venta), y valor de adquisición (aquello que se paga en el momento que se compran las acciones, incluyendo las  comisiones de venta que mencionamos antes). Si se realizaron múltiples ventas, por cada operación registrada habrá que clicar el botón ‘Alta Entidad Emisora’ antes de pasar a registrar la siguiente.

Para el caso de ventas parciales de acciones, esto es vender una parte de unas acciones compradas, se considera que las primeras acciones vendidas equivalen a las primeras que en su día se compraron. Esto se conoce como método FIFO (First In, First Out).

Noticia relacionada: Cómo recuperar la Declaración de la Renta de otros años

Si los resultados de ventas de acciones fueron positivos, las plusvalías tributarán de igual forma que los dividendos (19% 21% y 23%). Las pérdidas patrimoniales derivadas de las ventas podrían compensarse con las ganancias patrimoniales del ejercicio derivadas también de ventas. Si aún así el saldo fuese negativo podrían compensarse con el límite del 25% de los rendimientos del capital mobiliario (dividendos, intereses). Si después de esta compensación, de nuevo el saldo fuese negativo, se podrá compensar en los cuatro años siguientes de la misma manera.

Salud financiera, prioridad estratégica de BBVA

Una buena salud financiera personal, familiar o empresarial es clave para poder hacer frente a imprevistos y afrontar los planes de futuro a los que se aspira.

BBVA considera que mejorar el bienestar financiero debe estar al alcance de todos y, por este motivo, ha convertido la salud financiera en una de sus seis prioridades estratégicas. La entidad quiere apoyar a personas y empresas  en su camino para alcanzar ese bienestar financiero a través de soluciones personalizadas, motivándolas y empoderándolas para que incrementen su tranquilidad y seguridad.

BBVA entiende la salud financiera como un viaje de cuatro pasos, que empieza con el control del día a día, sigue con el ahorro, continúa con la gestión de la deuda y se completa con la planificación para el futuro. Muchas de las herramientas para acompañar a los clientes en este viaje se ofrecen a través de su aplicación móvil,  que reúne el poder de la tecnología, los datos y la experiencia de su equipo humano.

BBVA ayuda a los clientes a planificarse para cumplir sus objetivos y vivir con tranquilidad a lo largo de todas las etapas de su vida a través del asesoramiento en productos de ahorro e inversión, y de soluciones que aportan valor y conocimiento para una mejor gestión del patrimonio.

'Podcast': Salud Financiera: Calcula cuánto puedes endeudarte sin perjudicar tu salud financiera

00:00 04:49

Otras historias interesantes