Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bonos 30 jun 2020

Cómo los bonos ligados a criterios de sostenibilidad darán vida al mercado

Con el interés creciente por la sostenibilidad en todos los ámbitos sociales, llegan también las innovaciones en la oferta de producto financiero sostenible, y en particular al mundo de la financiación corporativa. Entre las últimas novedades del mercado se encuentran las emisiones de bonos vinculados a criterios de sostenibilidad. Los analistas de BBVA Global Markets Research nos explican este producto y nos hablan de sus perspectivas.

¿Qué es un bono ligado a criterios de sostenibilidad?

En inglés se les conoce como ‘sustainability-linked bonds’,‘KPI-linked bonds’ o ‘SDG-linked bonds’. A diferencia de los bonos sostenibles tradicionales, que tienen que acreditar que el capital que levantan se va a destinar a proyectos sostenibles concretos, los bonos ligados a criterios de sostenibilidad son sostenibles porque son emitidos con un componente estructural (por ejemplo, un cupón) que varía en función de la consecución o no de un objetivo determinado que entra dentro de una definición de ESG (‘Environmental, Social & Governance’).

Así, aunque se clasifican en el mismo universo que el uso ahora tradicional de los ingresos de los bonos verdes, sociales y sostenibles, la diferencia clave es la falta de ingresos dedicados a proyectos ESG. Los ingresos de los bonos vinculados a criterio de sostenibilidad se emiten para fines corporativos generales.

Dentro de los productos de financiación vinculados a criterios de sostenibilidad podemos encontrar tanto bonos como préstamos. De hecho, este tipo de producto se ha hecho muy popular en el ámbito de los préstamos sostenibles en los últimos años. Sin embargo, no fue hasta el último trimestre de 2019 cuando se produjo la primera emisión de bonos con un cupón vinculado a un indicador relacionado con la sostenibilidad, A pesar de las grandes expectativas, hasta ahora no ha habido más actividad en este formato.

ICMA publica su guía sobre los bonos vinculados a la sostenibilidad

La Asociación Internacional de Mercados de Capital (ICMA por sus siglas en inglés) ha presentado una guía que tiene por objeto proporcionar prácticas y normas de gobernanza para los emisores, estructuradores e inversores de este tipo de instrumento relativamente nuevo. Dado que también fueron  los supervisores de los bonos verdes y sociales, para los que establecieron ya principios específicos, los analistas de BBVA Global Markets Research confían en que la nueva guía ayude a impulsar la emisión de bonos vinculados a la sostenibilidad a corto y medio plazo.

Los Principios de los Bonos Ligados a la Sostenibilidad (SLBP por sus siglas en inglés) están integrados por cinco partes: la selección de los indicadores de sostenibilidad; la calibración de los objetivos de rendimiento de la sostenibilidad (SPT por sus siglas en inglés); las características de los bonos; la presentación de informes y la verificación.

ICMA centra sus recomendaciones en la divulgación de los indicadores de sostenibilidad y los SPT, de modo que los emisores sean lo suficientemente claros sobre qué indicador se está seleccionando y cómo planean alcanzar el objetivo fijado. La recomendación de que los indicadores y los SPT se comparen con las normas del sector también es fundamental, ya que da a los inversores una idea de la importancia de esos indicadores clave y objetivos en relación con los demás.

Expectativas para esta clase de activos: tienen espacio para crecer

Los analistas de BBVA Global Markets Research prevén que la emisión de bonos vinculados a criterios de sostenibilidad aumentará como respuesta directa a la publicación de estos principios; esperan que la actividad comience con aquellos emisores que cumplen ciertas características, como ser bien conocidos por los inversores de ESG ya y contar potencialmente con una fuerte “curva verde” o una emisión previa de bonos verdes.

Estos instrumentos servirán para complementar la oferta de formatos de bonos sostenibles y servirán como oportunidad de entrada a aquellos emisores para quienes la emisión de un bono sostenible tradicional no es viable o es una perspectiva poco atractiva.

Aseguran los analistas de BBVA que estos principios de ICMA supondrán inevitablemente un punto de inflexión en el interés tanto del emisor como del inversor en emisiones de bonos vinculados a criterios de sostenibilidad. Y, a pesar de las cuestiones que quedan por resolver en relación con las posibles estructuras e innovaciones, esperan que la actividad se ponga en marcha de forma inminente.

Otras historias interesantes