Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cómo mejorar la productividad del sistema financiero en Colombia?

Aumentar el uso de los canales digitales, mejorar la experiencia del cliente y diseñar productos y servicios que satisfagan sus verdaderas necesidades, a partir de un conocimiento más cercano de los comportamientos y hábitos de los usuarios, son algunas de las acciones que el sector financiero  debe emprender para contribuir de manera decisiva a mejorar la productividad en Colombia. Así se extrae del análisis realizado por BBVA Research sobre el papel del sistema financiero y los bancos en la transformación productiva del país.

El sistema financiero colombiano cuenta con retos importantes de cara a impulsar la productividad del país. En ese sentido, actualmente, existen limitantes a la profundización financiera y su desarrollo en Colombia, vinculados a temas como la informalidad; la existencia de una tasa techo para la colocación de créditos; gravámenes como el 4X1000, que incentivan el uso del efectivo; la falta de educación financiera por parte de los colombianos para la toma de decisiones acertadas y el bajo nivel de ahorro.

Así se deriva de un análisis realizado por BBVA Research y expuesto por Juana Téllez, Alejandro Reyes y María Paula Castañeda, titulado “El papel del sistema financiero y los bancos en la transformación productiva”, tema central de la segunda sesión de la cátedra BBVA – Universidad Javeriana, denominada “Por la transformación productiva de Colombia”.

En este sentido, y para hacer frente a estas limitaciones, desde el sector financiero se han puesto en marcha dos estrategias. En primer lugar, centrar los esfuerzos en aumentar la digitalización, de tal forma que permita una mayor cobertura y reducción de costos, tanto para las entidades como para los consumidores. La segunda estrategia es la de avanzar en acciones en lo que se ha denominado ‘la economía del comportamiento’, enfocada básicamente en lograr un fomento del ahorro y una mejora en la experiencia del cliente.

La bancarización digital ha crecido pero sigue siendo baja. Entre 2012 y 2017, el número de colombianos que usan internet pasó de 20,6 millones a 28 millones y el número de usuarios que la usan para acceder a los servicios financieros apenas ha pasado de 1,2 millones a tres millones de personas.

Se trata de un nivel bajo si se compara con países de la región como Chile, donde entre 2014 y 2017, el porcentaje de personas que utilizaron la banca digital pasó de representar el 50% al 70%, respectivamente, mientras en Colombia apenas se elevó del 30% al 40% en el mismo lapso de tiempo, según el análisis realizado por BBVA Research.

“No obstante estas cifras, hay otros comportamientos que nos permiten concluir que las cosas están cambiando. Por ejemplo, según la encuesta de Calidad de Vida del Dane, el monto de transacciones realizadas a través de las oficinas físicas del sistema viene en franco decrecimiento desde 2014, mientras las operaciones en datáfonos y la banca móvil muestran un crecimiento constante en ese mismo periodo de tiempo”, señaló María Paula Castañeda, del equipo de BBVA Research para Colombia.

El monto de transacciones realizadas a través de las oficinas físicas del sistema viene en franco decrecimiento desde 2014.

Falta camino por recorrer

Según el análisis hecho por BBVA Research, con el fin de aumentar los niveles de digitalización en el  sector financiero del país, se deben fortalecer la formalización, la bancarización y la aceptación de pagos electrónicos.

Si bien hay avances en este sentido, como la eliminación de los costos de transferencias (ACH) que realizan los usuarios entre las entidades financieras,  la mayor inversión en tecnología, el trabajo con’ startups’ y ‘hubs’ de innovación, así como la apertura no presencial de cuentas de ahorro por parte de los usuarios, también existen tareas por adelantar, como la de diseñar una serie de estándares para los productos financieros; promover la interoperabilidad en el sector, a través de un sistema único de pagos; eliminar el IVA al internet móvil  y las retenciones por compras realizadas por estos canales; y mayores avances en materia de regulación.

¿Qué es la economía del comportamiento?

Como parte fundamental de los cambios que se requiere incorporar para dar el verdadero salto digital en el sector financiero colombiano, los actores del sistema tienen hoy la tarea  de comprender y entender mejor a sus clientes. “La economía del comportamiento se entiende hoy como la forma en que una entidad puede llegar más efectivamente a sus clientes a través de un análisis de su comportamiento. El caso más claro es el eje sobre el que se desarrolló la campaña Uga – Uga, donde a través del análisis de la conducta de los usuarios puedo generar acciones que permitan cambios en sus hábitos de consumo. En este caso, en el uso de herramientas digitales para acceder y relacionarse con la banca”, comentó María Paula Castañeda.

Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research para Colombia, explica a estudiantes de la Universidad Javeriana el papel del sistema financiero y los bancos en la transformación productiva del país.

De esta manera, las entidades están llamadas hoy a enfocar sus acciones en diseñar productos y servicios que atiendan las verdaderas necesidades de los clientes, a mejorar la experiencia del usuario y ayudarles a tomar las mejores decisiones sobre su salud financiera, además de una mejor gestión de los productos y herramientas financieras.

“Es claro que el sector financiero es una palanca del desarrollo económico de un país. En el caso de Colombia, pese a que en los últimos años se han registrado importantes avances en materia de bancarización, todavía hay un amplio espacio de mejora en profundización financiera. En ese sentido, las estrategias para lograr una mayor cobertura e  impulsar la transformación productiva del país se fundamentan, sin duda, en mayores acciones y desarrollo en materia de digitalidad, teniendo como base la economía del comportamiento”, complementó Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research para Colombia.

Otras historias interesantes