Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cómo podemos saber nuestra salud financiera?

Alfonso Arellano, de BBVA Research, explica cómo se puede medir la salud financiera. Al igual que ocurre con la salud física cuando se realiza una consulta, sería conveniente realizar un diagnóstico sobre el pulso de la salud financiera. Esa diagnosis estudia temas cómo una persona es capaz de cumplir con las obligaciones financieras y si su futuro financiero está suficientemente asegurado.

¿Qué dimensiones podemos utilizar para realizar este diagnóstico?

Hay cuatro grandes dimensiones que van desde lo básico a lo más complejo. La primera dimensión trata sobre cómo se maneja el dinero en el día a día, es decir, cómo se manejan los ingresos que se generan y los gastos que se obtienen. La segunda y la tercera dimensión están relacionadas con la capacidad de mover el dinero del presente al futuro y viceversa. En concreto, la segunda dimensión trata sobre la capacidad de ahorrar, sobre la capacidad de guardar recursos para eventos futuros. En el caso de la tercera dimensión, que se centra en el préstamo, se estudia la capacidad de poder pagar las deudas financieras. La cuarta dimensión sería más refinada y se centraría en el nivel de planificación y la estabilidad financiera fundamentada en el uso de seguros.

¿Qué preguntas podemos realizar sobre nuestra salud financiera?

Cada una de estas cuatro dimensiones se pueden dividir en dos factores, y al final se puede resumir todo en las siguientes preguntas: ¿gastamos menos de lo que ingresamos habitualmente?, ¿pagamos habitualmente nuestras facturas a tiempo y de forma completa?, ¿tenemos ahorros suficientes en nuestra cuenta corriente?, ¿disponemos de ahorros suficientes para cuando nos jubilemos?, ¿consideramos que es sostenible nuestro nivel de endeudamiento?, ¿tenemos un buen historial de pago de esas deudas?, ¿realizamos y cumplimos presupuestos familiares de ingresos y gastos?, y, ¿disponemos o tenemos seguros de vida u otro tipo de seguros más allá de los obligatorios? Con cada respuesta afirmativa de estas preguntas se estará valorando de alguna forma una mejor salud financiera.

Otras historias interesantes