Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cuentas 27 ago 2019

Cómo sacar el máximo partido a una cuenta bancaria

La edad de abrir una cuenta en un banco cada vez es más temprana y, de igual modo, cada vez son más las personas que poseen más de una cuenta. No obstante, también continúa siendo común la desinformación sobre este producto financiero tan importante para el ahorro y la gestión monetaria del día a día. A continuación se señalan una serie de pasos que indican cómo sacar el máximo partido a una cuenta bancaria.

Lo primero que se debe tener claro es cuál es la definición de cuenta bancaria. Este producto consiste en un contrato financiero con una entidad bancaria a través del cual se registran el balance y los movimientos de dinero del cliente. Una vez definido este concepto, es conveniente seguir unos pasos que proporcionen la información correcta para abrir la cuenta que más se adapte al usuario.

  1. Comprobar las características

A la hora de abrir una cuenta bancaria es necesario conocer que existen diversos tipos de cuentas y que cada una tiene sus propias características. La cuenta corriente es la cuenta más habitual, ya que permite domiciliar una nómina, asociar tarjetas, realizar transferencias, hacer ingresos y reintegros o domiciliar recibos. También es importante observar que las cuentas corrientes no ofrecen ningún tipo de rentabilidad.

La cuenta joven es muy similar a una cuenta corriente, pero con la diferencia de que está dirigida a un público de una determinada edad. Lo habitual es que este tipo de cuentas incluyan promociones y condiciones especiales que ayuden a ahorrar a los más jóvenes.

La cuenta remunerada es aquella que ofrece una pequeña rentabilidad por los ahorros depositados en ella. Su funcionamiento es similar al de un depósito bancario, pero con la ventaja de que el dinero no está invertido a ningún plazo fijo, es decir, es posible retirar todo el dinero ahorrado en cualquier momento, sin tener que pagar por ello una penalización o comisiones. Este tipo de cuentas destacan por ofrecer rentabilidad y liquidez, pero hay que tener en consideración que no se pueden domiciliar recibos ni nóminas, ni asociar una tarjeta para realizar pagos.

  1. Averiguar el coste y las condiciones

En muchas ocasiones las cuentas bancarias van asociadas a comisiones o a condiciones por las que en algún momento habrá que hacer un desembolso simplemente por tenerlas abiertas. Por esta razón, resulta imprescindible revisar cuál será el coste de mantenimiento de una cuenta corriente antes de abrirla, así como asegurarse de que se conocen todas las condiciones de dicha cuenta. Un producto estrella en este ámbito es la Cuenta Online BBVA, que se caracteriza por no tener comisiones ni condiciones y no obliga a tener nómina ni recibos domiciliados pero ofrece las mismas ventajas que cualquier cuenta que sí los tenga domiciliados. Además, es posible abrir esta cuenta con dos titulares.

  1. Informarse de los servicios asociados 

Además de las características, que son fundamentales para decidirse entre un tipo de cuenta u otro, es útil identificar cuáles son los servicios que van asociados a una determinada cuenta. Por ejemplo, la Cuenta Nómina Va Contigo de BBVA proporciona un gestor personal y un equipo de expertos encargados de ayudar al usuario a realizar gestiones y de resolver sus dudas.

  1. Confirmar el uso online

Actualmente, es crucial tener la posibilidad de utilizar la banca online, ya que además de la comodidad, permite ahorrar tiempo, al no ser necesario acudir a la oficina. Lo ideal es adquirir una cuenta bancaria en una entidad que permita realizar operaciones de manera rápida y sencilla, ya sea desde una página web o desde una ‘app’ en el móvil. En este aspecto BBVA se ha destacado de sus competidores incorporando un nuevo Servicio de Agregación que hace posible consultar desde la web o ‘app’ de BBVA la información de todas las cuentas que posea un mismo cliente, aunque éste las tenga en bancos distintos. Asimismo, la ‘app’ de BBVA ha sido galardona en 2017 y 2018 por ofrecer los mejores servicios de banca móvil a nivel mundial.

  1. Verificar la calidad del producto

Como en todo, lo mejor es tener garantías de que la cuenta elegida realmente cumplirá todo lo que ofrece. En este sentido, BBVA está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito de España, con el fin de proporcionar seguridad y confianza a sus clientes. De manera más informal, es apropiado consultar en internet qué opinan los usuarios que hayan utilizado la cuenta en cuestión y, si es posible, preguntar a personas cercanas que ya hayan probado el producto.

Otras historias interesantes