Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 29 jun 2018

Compras ciberseguras, la mejor moda de verano

En unos días darán comienzo oficialmente las rebajas de verano. En muchas ocasiones optamos por hacer las compras por internet, ya que así evitamos largas esperas para pagar los artículos, además de disfrutar de la comodidad de no tener que desplazarnos hasta las tiendas físicas, pero… ¿seríamos capaces de reconocer un comercio electrónico fraudulento cuando navegamos por la red?

A continuación se exponen los elementos y características con los que debe contar una tienda ‘online’ para realizar una compra cibersegura, proteger nuestra información personal y bancaria y asegurarnos de recibir los productos adquiridos.

En primer lugar, es necesario cerciorarse de que la página web del comercio opera bajo el protocolo de comunicación seguro https. De esta forma, los datos que introduzcamos en el ‘site’ viajarán cifrados.

Por otro lado, hay que ser realistas con respecto a la calidad-precio de los productos. Si sabemos, por ejemplo, que unas gafas Ray-Ban cuestan más de 100 euros, tenemos que desconfiar de una página web que las vende por 19,99 euros, como es el caso de una plataforma que continúa presente en internet.

Las tiendas ‘online’ fraudulentas suelen valerse de suculentos descuentos, desde un 70% hasta un 90%, para atraer a la mayor cantidad de personas posible.

Además, en el caso concreto expuesto anteriormente, también se puede observar que la dirección web no es la oficial de la marca de gafas.

En tercer lugar, una tienda ‘online’ oficial expone en un lugar visible su política de ‘cookies’, su política de envío y devolución y su política de privacidad.

En los comercios fraudulentos toda esta información no aparece o está redactada de una forma deficiente e incoherente, ya que en algunas ocasiones la copian de otras tiendas y, por tanto, hace referencia a otros artículos y políticas.

Le toca el turno a los métodos de pago. Una tienda ‘online’ legítima siempre aceptará varias formas de pago: tarjeta de crédito/débito, PayPal y contra reembolso.

Por contra, una ilegítima parece disponer de varios métodos, ya que en algunas ocasiones inserta los iconos y logos de todos ellos para parecer una tienda oficial. Sin embargo, cuando vamos a realizar el pago la página obligará a hacerlo únicamente a través de tarjeta de crédito o de empresas como Western Union, Ukash, etc. Tomemos como ejemplo la página fraudulenta de gafas Ray Ban (en la que ni siquiera han intentado disimular y poner otros iconos):

Por último, si un comercio electrónico cuenta con un sello de confianza, podremos operar en él con la garantía de que nuestra información estará protegida.

Estos sellos son otorgados a las tiendas que se adhieren a códigos de buenas prácticas y que cumplen con los criterios de seguridad en materia de privacidad y protección de los consumidores.

Este verano, ¡pongamos de moda las compras ciberseguras!

Otras historias interesantes