Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 08 nov 2017

Consejos útiles para utilizar el excedente de la CTS en Perú

El 15 de noviembre vence el plazo para que los empleadores del sector privado peruano depositen el monto que le corresponde a sus trabajadores por concepto de Compensación por Tiempo de Servicio (CTS).

Por cada año trabajado —y dependiendo del régimen laboral—, el empleador está en la obligación de depositar al empleado un sueldo en una cuenta especialmente abierta con ese fin. El depósito se realiza en dos partes, en mayo y en noviembre. La CTS no afecta a las contribuciones a Essalud ni la ONP o AFP y se le suma la sexta parte de la gratificación que se otorga en diciembre; por lo tanto, en total, es un poco mayor al salario que se recibe cada mes.

Pese a que la CTS se creó con la intención de convertirla en un seguro de desempleo solo disponible cuando la relación entre empleado y empleador se diera por finalizada, desde mayo de 2015 los trabajadores pueden retirar hasta el 100% del saldo excedente de cuatro remuneraciones. Es decir, si una persona gana S/ 1,000 mensuales y en su cuenta de CTS hay depositados S/ 4,500, puede disponer de esos 500.

Ahorrar, primera opción

Los especialistas recomiendan acumular el ingreso equivalente a seis meses, que es el tiempo que puede tomar recolocarse en el mercado laboral. También recomiendan que, a menos que una persona tenga una emergencia o necesidades urgentes que cubrir, lo ideal es no retirar el dinero y mantenerlo como un seguro contra el desempleo.

“Ahorrar siempre es importante porque nos permite estar preparados para afrontar situaciones de emergencia en el futuro o hacer realidad nuestros proyectos sin necesidad de endeudarnos”, comenta Sandra Bianco, gerente de Segmento Personas de BBVA Continental.

Cancelación o prepago de deudas

En caso contrario, si el trabajador decide disponer del excedente, lo recomendable es que lo destine a cancelar deudas o al prepago de aquellas que tengan las tasas de interés más altas. Así evitará pagar más intereses, lo que en la práctica es como devolver dinero que no se ha usado.

“Cuando se recibe un ingreso extra una buena alternativa es el prepago de deuda porque dejar de cancelar, por ejemplo, el 10% de interés por un financiamiento, rinde más que optar por un producto de ahorro con el que se gana 5%”, agrega Bianco.

Si una persona no tiene deudas y aun así decide retirar el excedente de su CTS para buscar mayor rentabilidad, puede ahorrarla en una cuenta a plazo fijo o abrir una cuenta de inversiones en un fondo mutuo. Es importante recordar que solo en caso de que el trabajador quede desempleado, podrá retirar la totalidad de su CTS.

Otras historias interesantes