Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cuáles son los países más digitalizados?

Gracias a DiGiX 2018, un índice multidimensional de digitalización de BBVA Research, es posible comparar cuáles son los países más avanzados en esta materia así como descubrir cuáles son sus fortalezas y debilidades. El análisis recoge las economías de 99 países. En los primeros puestos del ranking se sitúan Luxemburgo, Estados Unidos, Holanda, Singapur y Hong Kong, mientras que los líderes dentro de sus respectivas regiones son Malasia, Sudáfrica, Chile y Costa Rica.

El índice compuesto DiGiX ha sido creado por BBVA Research y analizado en el informe Digital Economy Watch. Este mecanismo encargado de medir el grado de digitalización de países de todo el mundo utiliza tres grandes pilares: condiciones de oferta (infraestructura y costes), condiciones de demanda (usuario, gobierno y adopción de empresas) y entorno institucional (regulación). Cada uno de estos tres ámbitos se constituye además por seis dimensiones clave: infraestructura, asequibilidad, adopción de usuarios, adopción de empresas, regulación y adopción gubernamental.

De los resultados se desprende que la asequibilidad de internet no muestra diferencias importantes entre los países, independientemente del grado de desarrollo. Este hecho lleva a pensar que el precio podría no ser un determinante decisivo para la adopción de internet, dado que se observa que este servicio sería igualmente asequible en países con tasas de adopción altas y bajas. En cambio, la dimensión de infraestructura presenta una variación comparativamente más elevada y discrimina bien entre los países más y menos digitalizados. “Luxemburgo está en la parte superior del ranking, seguido a gran distancia por el resto de los países, incluso aquellos más digitalizados como Hong Kong, Países Bajos y Singapur. En las últimas posiciones se sitúa Camerún”, establece Noelia Cámara, investigadora en la Unidad de Regulación Digital y Tendencias de BBVA Research

Según BBVA Research, algunos países han alcanzado niveles de digitalización por encima de los esperados según sus niveles de renta. Este es el caso de Singapur, Corea, Japón, Estados Unidos, el Reino Unido y los países del norte y centro de Europa. “La regulación y la adopción digital por parte de las empresas, parecen ser los puntos determinantes que caracterizan a aquellos países que están más avanzados en su transformación digital”, tal y como esclarece el informe de BBVA Research.

Digitalización por regiones

El estudio también apunta a un rendimiento heterogéneo a nivel regional. En América del Norte, México tiene un amplio margen de mejora en “las dimensiones de adopción de usuarios y empresas y en aspectos regulatorios que garanticen un entorno creíble y seguro para el desarrollo y aplicación de actividades tecnológicas”, señala Cámara.

En cuanto a Europa, los países del sur, como Italia y España, necesitan abordar mejoras en el marco regulatorio para afianzar la transformación digital. Lo mismo ocurre con los países de Europa del Este, que si bien exhiben un comportamiento destacado en los avances digitales, comparable al de España e Italia, muestran la regulación como su principal aspecto de mejora. Por otro lado, el reto para países como Turquía, que se encuentran en fases más tempranas del proceso de digitalización, reside en la adopción de internet masiva por parte de los usuarios.

Los países asiáticos, presentan un desempeño homogéneo, pero China puede avanzar aún más si mejora su marco regulatorio e involucra más a las empresas en el ámbito digital. En este sentido, países de América Central y del Sur identifican estas mismas dimensiones como las claves para conseguir avanzar en la digitalización. Chile destaca en este grupo, ya que demuestra un mejor desempeño en estos ámbitos.

Finalmente, los países africanos en general se encuentran rezagados en la transformación digital. No obstante, Sudáfrica se separa de sus vecinos y resalta en el ámbito global debido al esfuerzo público del gobierno por abrazar el ecosistema Govtech.

Si bien las métricas de DiGiX se han actualizado y publicado cada año desde 2016, las comparaciones temporales del indicador requieren cierta cautela, ya que el concepto de digitalización se encuentra en continuo cambio. Por ejemplo, en 2016 se consideraba el porcentaje de la población cubierta por una red de telefonía móvil, una medida que ha sido sustituida por el actual porcentaje de la población cubierta por al menos una red 3G, que a su vez será actualizado por 4G o 5G en los próximos análisis. “Por ello, DiGiX es especialmente interesante a la hora de comparar los estadios en los que se encuentra la digitalización y sus dimensiones en los distintos países para un momento del tiempo”, concluye Cámara.

Otras historias interesantes