Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 20 jul 2018

¿Qué cualidades debe tener un buen asesoramiento financiero?

El asesoramiento financiero persigue encontrar respuesta a las necesidades económicas y financieras  de los clientes. Este servicio profesional debe guiar a las personas para que puedan conseguir los objetivos financieros que se hayan planteado.

En un mundo cambiante, en el que gestionar la economía personal puede resultar complejo, empieza a cobrar fuerza la labor del asesoramiento financiero. Elegir el más adecuado es una tarea que puede resultar difícil por lo que hay que tomarse un tiempo para comparar y tomar la mejor decisión. Estas son las características que debe tener:

1. Servicio personalizado

Cada persona es distinta en todos los aspectos, incluido el financiero. Un buen asesoramiento tiene que ser polivalente y saber adaptarse al perfil de cada cliente: cuál es su capacidad de ahorro, su situación personal y laboral, si prefiere inversiones más conservadoras o más arriesgadas, etc. Esta tarea requiere dedicar el tiempo que sea necesario a escuchar las necesidades de sus clientes y recomendar productos financieros que se adapten a ellos, sin prisas ni presiones para que tomen una decisión.

Un error en el que no debe incurrir es empeñarse en que el cliente escoja un producto determinado. Si este no está convencido, lo ideal es darle opciones para que opte por aquella con la que esté más cómodo, dejando siempre muy claras cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

2. Bien explicado y por escrito 

El asesoramiento tiene que ser claro y acompañar en su decisión al cliente, explicándole los riesgos y beneficios que podría correr en el momento de adquirir un producto determinado. Por ello, todo asesoramiento financiero debe huir de los tecnicismos y hablar con un lenguaje claro y directo.

Siempre se agradece que la información se pueda ofrecer por escrito. De esta forma, el cliente podrá repasar todo lo que se le ha contado tranquilamente y estudiar la letra pequeña (posibles comisiones, tasas de interés, cargos, etc.) De esta forma, podrá tomar la mejor de las decisiones, sin confusiones ni malentendidos.

3. Con transparencia

Un buen asesoramiento financiero debe informar periódicamente, o cuando el cliente lo requiera, de la marcha de su inversión, mostrándole los resultados obtenidos según las metas planteadas y actuando en caso de que haya alguna eventualidad, de la que previamente debe informar a la persona, sin disfrazar la realidad y mostrándose siempre realista. 

4. En continua evolución

Las circunstancias en la vida de una persona van cambiando y, con ella, su situación financiera. El asesoramiento financiero debe acompañar a la persona en cada etapa, haciendo un seguimiento de su cartera de inversiones, actualizándola según las necesidades que tenga el cliente en cada momento y rectificando cuando sea necesario.

La tecnología ha sido un gran avance para simplificar el asesoramiento financiero y ha democratizado el acceso a este tipo de servicios que se caracterizan por su eficacia, rapidez y bajo coste. Las aplicaciones a través de dispositivos móviles facilitan la tarea al usuario ofreciendo al momento el análisis y seguimiento de su cartera de inversiones y finanzas personales. En esa línea, BBVA ha puesto en marcha BBVA Invest, un servicio de asesoramiento personalizado que propone productos de inversión, ajustados a las preferencias y objetivos de inversión del cliente así como a sus circunstancias personales. BBVA Invest encuentra soluciones de inversión, según el nivel de riesgo de cada persona, la mantiene informada tanto de su evolución y posibilidades y le recomienda la mejor opción en cada momento. Además, la herramienta permite revisar las características concretas de cada persona, según las va actualizando, para decidir cuál se ajusta más a sus necesidades en cada momento.

Otras historias interesantes