Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Start-ups Act. 17 ago 2017

Cuando Internet no es solo escaparate: las startups que buscan el negocio offline y la visibilidad online

recurso - iphone - ecommerce - amazon

Parece impensable que haya algún emprendedor atrevido o empresario incauto que al montar su negocio piense en un modelo económico que deje al margen internet. Todo gira en torno a la red, pero algunas startups están empezando a mirar con buenos ojos volver a la calle, a lo físico, tener actividad offline con un soporte online.

Crear una tendencia sobre algo que está cambiando de forma continua es bastante complicado. Es por ello que todas las startups que simplemente vieron su modelo de negocio en la red, ahora meditan seriamente tener una doble vía de ingresos. Es decir, mantener el negocio en red, como no puede ser de otra manera, pero a su vez devolver una versión física de su producto o servicio, no reducir el target de clientes, sino ampliarlo y hacerlo complementario.

alibaba-logo-empresa-china

Así, hay algunos segmentos que encuentran mejor acomodo en esta situación. Sería el caso del retail basado en ecommerce. Es decir, todos esos negocios que venden cosas a través de la red. La situación está marcada por la pauta de compra de los clientes: quieren acceder a los productos vía online, pero en muchos casos también quieren tener algún contacto físico antes de acceder a ello.

No se trata de una moda, sino de una realidad, y que dos gigantes como Amazon y Alibaba se hayan apresurado a llevarlo a cabo, simplemente deja al descubierto las cartas para el resto de startups den ese salto online. En el caso del gigante capitaneado por Jeff Bezos, lo que está haciendo es ampliar su red de centros logísticos para ejecutar entregas en pocas horas.

Es decir, quiere hacer desaparecer la incertidumbre de la entrega online, y para ello amplía su red de distribución. Pero no solo eso, sino que además se presenta como centro para devoluciones y demás acciones “tradicionales”.

En cuanto al rey del comercio electrónico de origen chino, ha invertido casi 700 millones de dólares en desarrollar una infraestructura de tiendas físicas para doblegar su capacidad de ventas. El objetivo es claro: si alguien quiere comprar por internet, sencillez; si alguien va por la calle y quiere comprar eso mismo, sencillez. Habría muchos más ejemplos, como Zalora, uno de los principales actores ecommerce en el Sudeste asiático, que también ha abierto una red de tiendas por Indonesia, Singapur y Malasia.

Apoyos offline y online

Los ejemplos son múltiples, y otras acciones que se están llevando a cabo pueden ser esporádicas, pero también señalan el camino. Durante la temporada de Navidad algunas firmas de moda que operan solo de manera online desarrollan espacios físicos en centros comerciales o grandes almacenes para que todo el mundo tenga una percepción real del servicio que posteriormente hace a través de internet.

Así pues, son muchos los ejemplos, sobre todo en productos de compra inmediata, donde una startup offline puede funcionar, eso sí, con el llamado “escaparate online”. No todos los negocios innovadores tienen que estar centrados en el desarrollo de complejos sistemas de software o finanzas tecnológicas.

Las personas seguimos necesitando productos de primera necesidad, medicamentos, ropa, y ese nicho puede ser explotado por una startup, pero en ese caso deberá responder ante sus clientes, controlar las formas de envío y todo lo relacionado. Por lo tanto, será una dualidad entre estar conectados y tener una presencia física.

Por último, y rizando ese rizo entre lo offline y lo online, encontramos Decidess un proyecto que ayuda al fomento de la actividad online gracias a un sistema de votación de escaparates físicos. Así, alguien podrá “shoppear” a través de la web pero en tiendas físicas a las que poder ir más tarde si quiere.

Otras historias interesantes