Con la entrada en vigor de la normativa PSD2, grandes y pequeñas empresas apuestan por el uso de APIs para crear valor añadido a partir de los datos. Para hacerlo bien, hay que tener en cuenta aspectos tanto técnicos como de negocio, saber qué preguntas hacer y entender a quién pueden interesarle las respuestas. Las diferentes perspectivas se encontraron durante el último evento Startups y las APIs III, organizado por API Days en Google Campus Madrid.

Igual te interesa…

pago con tarjeta online bbva

Los hay que llevan usando APIs más de 20 años, otros han empezado recientemente para adaptarse a un nuevo contexto e incluso algunos han sabido crear un nuevo modelo de negocio gracias a esta tecnología. “La PSD2 va a obligar a los bancos que aún no se hayan puesto las pilas todavía, a ponerse a ello”, afirmaba Alberto González, product owner de BBVA API_Market durante el evento en Madrid.

Allí se reunieron ‘startups’ como Wannabot, que ofrece servicios de mensajería instantánea y ‘bots’ a través de APIs; así como empresas consolidadas como Amadeus, que lleva más de 20 años haciendo APIs para trabajar con empresas como Iberia en la gestión de información sobre vuelos y reservas. También estuvo presente Google, que presentó su producto Cloud Endpoints para la gestión de APIs en empresas.

Por parte del ámbito financiero también participó en el evento Eurobits, una ‘startup’ que ofrece servicios de agregación bancaria para ‘fintechs’ y banca. “Hoy en día, si no te adaptas a lo que quiere el cliente, mueres”, explicó Benito Méndez, CTO de Eurobits, quien afirma que la tendencia en la experiencia de cliente se dirige hoy hacia la confluencia de distintas fuentes de información en una sola plataforma con los datos categorizados. “A lo largo del tiempo hemos tenido que aprender cómo monetizar nuestras APIs y cómo adaptarnos a lo que necesitan nuestros clientes”, añade el CTO.

Diez productos en tres países

En el caso del portal BBVA API_Market, lleva operativo más de un año, antes de la llegada de la directiva europea, y ya ofrece productos en tres países: España, Estados Unidos y México. “En menos de cinco minutos, el cliente puede inscribirse en el portal y empezar a probar las APIs en el ‘sandbox’”, explica González. En el caso español, el portal ofrece 10 productos distintos en tres grandes categorías: APIs para ‘retail’, para banca de empresa y APIs basadas en datos, Socio-Economic & Lifestyle y PayStats.

Para conocer el origen de PayStats hay que remontarse cinco años atrás, cuando BBVA lanzó dos ‘datathones’ sobre datos agregados y anonimizados de transacciones de tarjetas: en 2013 en Madrid y Barcelona y en 2014 en Ciudad de México, ambos con un gran éxito. Más tarde, BBVA Data & Analytics, el centro de excelencia en ‘data science’ del Grupo BBVA que gestiona estos datos, lanzó PayStats y lo hizo accesible a clientes a través de BBVA API_Market.

Alberto González durante la presentación en Google Campus Madrid.

PayStats ofrece estadísticas agregadas y anonimizadas de millones de transacciones realizadas con tarjetas BBVA y de cualquier otro banco en TPVs BBVA, para crear un mapa virtual que permite analizar distintos hábitos de consumo como dónde se gasta el dinero, a qué horas, en qué rangos de edad, etc. “Lo que nos apasiona es encontrar a gente con preguntas y averiguar si se pueden responder con los datos de BBVA”, afirma.

¿Y cuáles son esas preguntas? “Tenemos datos y estudios para entender si, por ejemplo, la peatonalización es buena para un negocio, o qué hora es la mejor para abrir una tienda en una zona determinada”, añade González. Un buen ejemplo que pone de manifiesto cómo responder a preguntas a través de estos datos puede generar nuevos modelos de negocio es Geoblink, una ‘startup’ que estuvo presente en el evento para presentar su caso de uso de la API PayStats

Caso de éxito: Geoblink

“Nuestra misión es conseguir que cualquier compañía tome las mejores decisiones de localización a través de nuestra herramienta”, explicó Rafa Pulido, VP de Producto en Geoblink, que combina el uso de datos con geolocalización para ofrecer respuestas de negocio a sus clientes. A partir de múltiples fuentes, entre ellas la API PayStats, genera modelos estadísticos para entender qué localizaciones son mejores para abrir una nueva tienda, construir una casa, colocar una determinada publicidad o promocionar un producto en función del tipo de consumidor o hábitos de compra en la zona.

Geoblink proporciona a las empresas información sobre los factores externos que afectan a una red de establecimientos.

“Capitalizamos las APIs de BBVA Data & Analytics para crear inteligencia de negocio. Es una solución muy verticalizada con tres sectores: ‘retail’, mercado inmobiliario y distribución”, añade Pulido. A partir de los distintos datos, Geoblink añade una “capa de tecnología propia” que los enriquece para generar un conocimiento específico que pueda responder a las preguntas de sus clientes en los tres verticales.

Igual te interesa…

smartphone tablet datos tecnología innovación fintech recurso BBVA

Por ejemplo, gracias al acceso a información de transacciones comerciales, Geoblink es capaz de identificar perfiles de consumidores (definir su perfil demográfico, en qué gastan y cuándo), encontrar las áreas donde hay concentración de consumidores, “y entender tanto su procedencia como su destino”, explica Pulido. Antes estos estudios se realizaban de forma rudimentaria, contando a mano cuántas personas pasaban por delante de una tienda “y haciendo estimaciones”, explica el responsable. Ahora, gracias a las APIs y a la combinación de distintas fuentes de datos, como la señal GPS de dispositivos móviles, Geoblink establece patrones de tráfico peatonal y ofrece a los comercios el conocimiento necesario para decidir, por ejemplo, en qué calle abrir un negocio.

En estos momentos, la empresa ofrece la cuarta versión de su plataforma actualizada y mejorada por el ‘feedback’ de los clientes. Geoblink ha sido recientemente elegida entre las 50 ‘startups’ más prometedoras por la revista Bloomberg y acaba de recibir cinco millones de euros en una ronda de financiación para acelerar su expansión internacional.

Comunicación corporativa