Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 27 mar 2018

¿Cuántas tarjetas de crédito conviene tener?

Para la mayoría de los adultos económicamente activos, no resulta sencillo responder cuál es la cantidad idónea de tarjetas de crédito que se deben tener, si una, dos o más tarjetas. No siempre más es mejor. Más allá de las ventajas de poder cancelar a plazos las compras o mitigar gastos de emergencia, la educación financiera y el conocimiento de las finanzas personales brindarán las pistas necesarias para hallar la respuesta a la inquietud planteada.

Al no haber una fórmula perfecta, el número idóneo dependerá en cada caso de los comportamientos de gasto, metas financieras y de cómo responsablemente se administra cada mes el presupuesto. Para ello, es aconsejable tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Nivel de endeudamiento o capacidad de pago. Si se determina que aproximadamente un 30% de los ingresos brutos se destinan al pago de crédito, entonces se considera que ya se tienen suficientes deudas. Ahora bien, si únicamente se pueden cubrir los pagos mínimos, es posible que se tenga ‘demasiadas’ tarjetas y/o deudas. En cambio, si la situación económica es más holgada y se cuenta con solo una tarjeta de crédito, disponer de una adicional podría servir de respaldo para compras y gastos imprevistos.
  • El uso de la línea de crédito o disponible. Por ejemplo,  si la tarjeta de crédito tiene un límite de 500.000 y actualmente la deuda es de 200.000, entonces se está usando el 40% del crédito disponible y eso es positivo. Ahora bien, si constantemente se mantiene en el tope, es que se está sobreutilizando; y por debajo del 10% se estaría subutilizando la tarjeta. Cuando se maneja adecuadamente el crédito y además se paga a tiempo, se mejora el historial crediticio.
  • La gestión y control de pagos. Se debe realizar un seguimiento de las tarjetas de crédito, eso incluye cumplir oportunamente con las fechas de pago, procurar pagar un poco más que el mínimo, conocer las tasas de interés vigentes, así como llevar control de los límites de crédito en función de los consumos y compras que se hayan hecho. Gracias a la banca en línea, esta gestión se ha simplificado notablemente, facilitando incluso el pago mínimo programado.

Si se está empezando a construir el historial de crédito, una tarjeta será suficiente. Es recomendable tener una experiencia exitosa en la gestión de una sola tarjeta de crédito antes de asumir responsabilidades adicionales.

Varios expertos coinciden en que tres tarjetas de crédito es el máximo que una persona puede gestionar de modo eficiente, teniendo en cuenta que una de ellas fundamentalmente sea reserva, es decir utilizada como medio de pago para situaciones excepcionales o de emergencia.

Disponer de adecuada información en relación con los productos financieros que se manejan, conlleva a decisiones acertadas y contribuye a la construcción de sólidas relaciones con las instituciones financieras.

En este sentido, la Fundación BBVA Provincial pone a disposición de todos los interesados, en su portal de educación financiera, información variada, contenido lúdico y útiles herramientas que contribuyen en la toma de decisiones de esta índole.

Otras historias interesantes