Según el último estudio elaborado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud, 4 de cada 10 jóvenes se encuentra en situación de precariedad laboral y en riesgo de pobreza.

Según los datos del primer semestre de 2017, los empleos de carácter temporal afectan al 48,9% de todos los jóvenes con trabajo. Son datos desalentadores ya que esto significa que las juventudes tienen cada vez más difícil su salida de casa de los padres, la compra o alquiler de una vivienda propia, o el tener hijos.

Los datos del informe destacan que el 92,4% de todos los contratos laborales ofrecidos a menores de 30 años fueron de carácter temporal, que solo el 19,4% de la población entre los 16 y los 29 años vive separado de sus padres, o que para poder alquilar un piso necesitaría el 85% de su sueldo.

Además, el informe resalta que la tasa de paro entre los menores de 30 alcanza el 29,7%, cifras preocupantes teniendo en cuenta el progresivo envejecimiento de la población de nuestro país y la cantidad cada vez menor de nacimientos.

Comunicación corporativa