Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 03 dic 2018

David contra Goliat: las claves del éxito de los pequeños negocios rentables

El tamaño de una empresa social no tiene por qué estar en proporción con su rentabilidad. Existen muchos ejemplos en el mercado de emprendimientos que, a pesar de contar con plantillas reducidas o producciones limitadas, están demostrando que son rentables, en un mercado cada vez más competitivo, sin perder de vista su impacto social.

BBVA Momentum, el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA, cuenta en su ecosistema con pequeñas y medianas compañías que están consiguiendo grandes logros a nivel de rentabilidad. Su ejemplo es un buen punto de partida para analizar las claves de su éxito.

Ante todo, calidad    

Un pequeño negocio que quiera destacar sobre los demás, tiene que cuidar al máximo el producto o servicio que ofrece, algo que el mercado siempre agradece. Es el caso de Sarah Hamui Textiles, empresa mexicana de comercio justo, que apoya y da visibilidad al trabajo de las artesanas de comunidades indígenas. Se trata de una compañía pequeña, que ha participado en la última edición de BBVA Momentum, pero su impacto es muy necesario y sus cifras de negocio no dejan de crecer.

¿Cuál es la clave de su éxito? “Existe una gran demanda de productos artesanales de alta calidad con diseño tanto en México como en el extranjero”, explica la diseñadora Sarah Hamui, fundadora de la empresa, “queremos hacer crecer nuestras ventas y posicionarnos como una de las mejores tiendas de artesanía en la Ciudad de México”. Para conseguir este objetivo, el producto se cuida hasta en el mínimo detalle: “Diseñamos colecciones innovadoras del más alto valor cultural, tradicional y de calidad, donde se aprecia la técnica particular de cada maestra artesana asegurando la transmisión de sus conocimientos y capacidades creadoras a las nuevas generaciones”.

Sarah Hamui Textiles_emprendimiento social_ bbva momentum 2018 México

© Sarah Hamui Textiles

Un equipo de confianza 

Las personas son la clave de cualquier negocio, sobre todo si este es pequeño y no puede permitirse una plantilla muy extensa. Es entonces cuando conviene ser especialmente rigurosos a la hora de formar un equipo y buscar los perfiles más adecuados, no solo en lo profesional, también en lo humano.

“Nuestro emprendimiento está hecho con amor. Damos el 100% en las clases. Es el resultado de un proyecto académico, es un proyecto de vida”, con estas apasionadas palabras define a su empresa y su equipo, Angélica María Pinilla, directora general de Pía Escuela de Artes Escénicas, participante en BBVA Momentum 2018 en Colombia, que acerca el teatro, la danza y la música a alumnos de todas las edades. A pesar de funcionar a pleno rendimiento en Bogotá, esta pequeña compañía busca algo más: “Queremos llegar a más barrios con nuestro programa de responsabilidad social haciendo que más niños y niñas se acerquen a las artes escénicas como una opción para su tiempo libre, evitando los vicios”.

Pía Escuela de Artes Escénicas_BBVA Momentum 2018 México

© Pía Escuela de Artes Escénicas

Siempre innovando

Diferenciarse de la competencia es una clave fundamental para hacerse un hueco en el mercado. Eso es algo que Doğukan Güngör y Ufuk Emin Akengin, participantes de BBVA Momentum 2018, tuvieron muy en cuenta a la hora de montar su propia empresa en Estambul: 3Dortgen. “Es la primera cafetería del mundo y de Turquía con un espacio para la impresión en 3D”, afirman orgullosos. Su objetivo es formar a las generaciones del futuro y “capacitarlas para que pasen de consumidores a productores utilizando su propio saber hacer”. 3Dortgen están en la rampa de lanzamiento para crecer y llevar su negocio al siguiente nivel, “fortaleciendo el poder tecnológico, técnico y humano de la infraestructura de nuestros proyectos”. ¿Su secreto? Buscar siempre la innovación a través de su trabajo y del de todas las personas a las que están formando en esta nueva tecnología.

3Dortgen_BBVA Momentum 2018 Turquía

© 3Dortgen

Un mercado muy concreto

En muchas ocasiones, centrarse en un nicho específico del mercado, puede ser la clave del éxito de un negocio pequeño. Skratch, empresa participante en BBVA Momentum 2018 en Estados Unidos, es una plataforma móvil que conecta a los jóvenes con negocios que necesitan apoyo para realizar pequeños trabajos. Su punto fuerte es el uso de la tecnología para ayudar a un sector que suele encontrarse con dificultades para entrar en el mercado laboral. “Los adolescentes valoran la facilidad de uso y la independencia de ganar dinero a través de esta plataforma móvil”, cuenta su CEO, Scott David Bennett. La plataforma va más allá de gestionar el contacto y busca proporcionar un servicio más completo: “La experiencia permite a los jóvenes hacer un seguimiento de su historial de trabajo y desarrollar su primer currículum”.

Skratch_BBVA Momentum 2018 EEUU

© Skratch

Todas estas empresas tienen en común algunas claves que son básicas para que un pequeño negocio resulte rentable. Entre ellas, la planificación cuidadosa de sus recursos, el cultivo de una red de contactos que impulse su crecimiento, un esfuerzo extra en comunicación y ‘marketing’ para darse a conocer y, sobre todo, ambición por crecer. BBVA Momentum las ha apoyado, durante este año para que puedan escalar sus proyectos y ha puesto a su disposición todos los recursos necesarios para elaborar un plan de crecimiento. De esta forma, podrán beneficiar a más personas sin perder un ápice de rentabilidad.

Otras historias interesantes