Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Comisiones 19 may 2017

Los descubiertos en las cuentas corrientes: funcionamiento y comisiones

Se produce un descubierto cuando una cuenta corriente entra en “números rojos”, es decir, cuando el saldo no es suficiente para hacer frente a un pago y la entidad autoriza a cubrir el desfase. Esta situación puede producirse si se ha realizado una mala previsión entre nuestros cobros y pagos, ha existido un imprevisto o se ha dado algún tipo de retraso en el cobro de nuestra nómina o ingresos habituales.

En los contratos de apertura de cuenta se recogen las condiciones generales así como las comisiones e intereses que la entidad puede repercutir por el descubierto. Con carácter general, los costes que se generan cuando se produce un descubierto en cuenta son:

– Intereses deudores: tipo de interés que se aplica sobre los números deudores. Estos se calculan multiplicando los saldos deudores (o en negativo) por el número de días que se mantienen dichos saldos.

– Comisión de descubierto: se calcula aplicando un porcentaje sobre el mayor saldo deudor (o números rojos) del periodo de liquidación.

Para los consumidores (personas físicas que utilizan su cuenta para fines particulares) ambos conceptos están limitados por ley y en ningún caso pueden suponer una TAE superior a 2,5 veces el coste del tipo legal del dinero.

Estos costes se cobrarán cuando se produzca la liquidación de tu cuenta; cada entidad tiene diferentes plazos de liquidación de las cuentas (semestral, trimestral, mensual…).

Por ejemplo: En 2017, si una cuenta entra en descubierto por un importe de -150€ durante 11 días, la entidad, en el momento de liquidación de la cuenta (semestral), realizará un cobro de 5,54€ en concepto de comisión de e intereses de descubierto (TAE máxima 7,50%).

– Gastos de gestión de regularización del descubierto: adicionalmente las entidades suelen repercutir un gasto “fijo” si la situación de descubierto de la cuenta se alarga unos días por las gestiones que realiza la entidad para reclamar al cliente el saldo negativo. No puede cobrarse más de una vez para un mismo descubierto.

Las entidades, en general, ofrecen sistemas de aviso que permiten estar al corriente si la cuenta se queda en “números rojos”. Por ello es recomendable activar este tipo de avisos en las diferentes plataformas de cada entidad (net, app…). De esta forma siempre se estará informado puntualmente y así se podrá tener una previsión y control respecto a tus finanzas.

Otras historias interesantes