Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ecología 31 oct 2018

Día Mundial de la Ecología: el futuro del planeta está en tus manos

El 1 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ecología y de los Ecólogos, con el propósito de recordar a todo el mundo la importancia de conocer y valorar las relaciones que existen entre los seres vivos y su medio, y sensibilizar a la comunidad de la necesidad de mantener una relación de armonía con el medio ambiente.

Parece que no es casualidad que este día coincida con la creación de la revista ‘El Ecologista’, de la confederación española Ecologistas en Acción, el 1 de noviembre de 1979. Esta revista fue fruto de su antecesora, la revista ambiental británica ‘The Ecologist’ fundada por Edward Goldsmith que se publicó entre 1970 y 2009.

‘El Ecologista’ fue un importante medio de comunicación ecologista, compuesto por un consejo de redacción y una junta de fundadores formados por activistas de este movimiento social con la firme vocación de  ampliar su ámbito de influencia. En sus primeros números, ya abordaban temas tan recurrentes como los que manejamos actualmente: la cuestión nuclear, reciclaje, movilidad sostenible, crecimiento demográfico y su efecto en el territorio, contaminación y el calentamiento del planeta.

Para entender su labor, es necesario saber la definición de ‘ecología’. Conocemos la ecología como la ciencia centrada en el análisis del vínculo entre los seres vivos y el entorno que los rodea, entendido como la combinación de los elementos que forman el medio y los actores involucrados en su estudio. Es una ciencia de síntesis, que contempla muchas disciplinas para comprender las complejas redes que se generan en un ecosistema.

Equilibrar el manejo de los recursos naturales y los procesos de crecimiento económico es una cuestión que necesita de los organismos internacionales, el sector público, la sociedad civil y el sector privado

Sin embargo, hace años que la ecología dejó de tener un significado meramente ambiental para relacionarse con un un movimiento político y social que incumbe a todo el planeta. Ahora más que nunca, la ecología ha adquirido una relevancia global, ya que cada vez son más notables las consecuencias del impacto del ser humano en el medioambiente. La creciente explotación de los recursos naturales y la degradación de los ecosistemas enfrenta a la ecología a los siguientes retos: la desertización, el aumento de la temperatura, la erosión de los terrenos, la destrucción de la biodiversidad, la crisis mundial de los recursos hídricos y la contaminación del aire, del suelo y del agua.

Estos procesos han hecho al ser humano tomar conciencia del daño que ha causado en su entorno y la necesidad de repararlo. Por ello, la ecología tiene un papel fundamental en la actualidad, ya que nos permite conocer cómo interaccionan los elementos de la naturaleza entre sí y lograr una comprensión de la problemática ambiental para saber cuáles son los siguientes pasos.

Con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y el Acuerdo de París sobre el Clima, se hace visible la importancia de la ecología en la toma de decisiones a nivel mundial. Equilibrar el manejo de los recursos naturales y los procesos de crecimiento económico es una cuestión que necesita de los organismos internacionales, el sector público, la sociedad civil y el sector privado.

BBVA es consciente de la importancia de alinear su estrategia e integrar estos riesgos en su modelo de gestión. Por ello, en febrero de este año anunció su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible, para contribuir a la consecución de los ODS. Los puntos claves de esta estrategia son: movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera; comprometerse a que, en 2025, el 70% de la energía contratada por el Grupo sea renovable y, en su apuesta por la transparencia, la entidad revela la exposición total a combustibles fósiles, lo que supone un 3,4% de sus activos totales.

La celebración de este día implica, por un lado, un componente académico de reconocimiento a la ecología como disciplina científica y al trabajo de los ecólogos. Y por otro lado, un componente de concienciación ciudadana focalizado en la necesidad de mantener una relación armónica con nuestro medio practicando un activismo global.

cambio-climatico-sostenibilidad-proyecto-proteccion-bancos-medioambiente-financiación-ecosistema-financiacion-contaminacion-inundacion-recurso

El deshielo es una de las principales consecuencias del cambio climático

Pero sin lugar a dudas, el mayor desafío de la humanidad es la reducción de la huella ecológica. WWF España, la define como “la medida del impacto de las actividades humanas sobre la naturaleza representada por la superficie necesaria para producir recursos y absorber los impactos de dicha actividad, que se expresa en hectáreas globales”. Esto quiere decir que, si usamos de manera consecuente nuestros recursos naturales, podremos garantizar el bienestar y el crecimiento de nuestras sociedades.

Teniendo en cuenta el valor de la ecología en nuestro día a día. La ecología no debería conmemorarse solo una vez al año, debería estar presente en todo momento y procurar que nuestras acciones sean respetuosas con el medio que nos rodea. Estamos a tiempo de reparar el daño causado al medio ambiente y es un deber hacer que nuestra huella sea lo más liviana posible. Con un poco de dedicación cotidiana y compromiso medioambiental podremos tener un entorno más saludable y menos nocivo para todos los seres vivos.

Otras historias interesantes