Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Salud y bienestar 07 abr 2020

Día Mundial de la Salud: El papel fundamental de la enfermería

El 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, y en esta ocasión, la OMS ha decidido destacar el papel fundamental que desempeña el personal de enfermería y de partería. En medio de una pandemia mundial de consecuencias todavía incalculables para la humanidad, queda más que nunca demostrada su posición indispensable en los sistemas de salud.

En apariencia, las jornadas de trabajo de Mercedes Gascueña, enfermera de la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) del Hospital Universitario Infanta Leonor de Vallecas, no son tan diferentes a las jornadas que tenía hace un mes. Cuando llega a su puesto, revisa los partes de los pacientes que le dejan sus compañeras del turno anterior, se reparte el trabajo con las demás, se coordina con los médicos y comienza su tarea. No se marchará hasta que, aproximadamente siete horas más tarde, todas las compañeras del turno siguiente no estén listas para entrar.

Hay algunas diferencias, eso sí. Algunas, formales, como la necesidad de protegerse de forma exhaustiva valiéndose de un equipo que no necesitaban utilizar antes, y que inevitablemente afecta a su tiempo de reacción, en una unidad donde la rapidez es clave. Otras, mucho más profundas. “Hay algo que nos duele mucho, y es que los familiares no pueden ir. Algunos pacientes fallecen y no puede estar la familia con ellos. Es muy duro”. Lourdes Muñoz Abril, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria en el servicio de Urgencias en un hospital de Madrid, coincide:  “El papel que tienes que tener en ese momento es muy difícil, porque no puedes ayudarles como te gustaría en circunstancias normales”.

El COVID-19 está siendo retador para todos los profesionales de la salud, con especial mención para el personal de enfermería, que supone el colectivo mayoritario de los profesionales sanitarios colegiados, un 36% del total. Cada año y desde 1948, el 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se escoge un tema específico que en ese momento resulte prioritario la organización. En el año 2020 se ha elegido destacar el papel fundamental que desempeñan los profesiones de enfermería y partería en los sistemas de salud y hacer un llamamiento para fortalecerlo.

La enfermería es un oficio ejercido mayoritariamente por mujeres. Según el informe de profesionales sanitarios colegiados en 2018 en España, solo el 15,8% del total de enfermeros colegiados eran hombres, frente a un 84,2% de mujeres. Todo parece indicar que estos porcentajes no cambiarán de forma muy significativa en los próximos años, ya que los últimos datos oficiales disponibles del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, registraban que los hombres matriculados en estudios universitarios de Enfermería y Atención a enfermos en 2017 supusieron un 20% del total.

EFE

Históricamente, el origen de la enfermería moderna también tiene un nombre femenino, el de la británica Florence Nightingale. Nacida en el seno de una familia acomodada en la época victoriana, nada parecía indicar que su futuro sería cuidar a los heridos de la guerra de Crimea y popularizar el oficio de la enfermería entre la población femenina de su época. Más de 150 años después, sigue funcionando la Escuela de Enfermería, Obstetricia y Cuidados Paliativos Florence Nightingale, que fundó a su regreso.

“El personal de enfermería y auxiliares de enfermería tiene un papel imprescindible, son una parte fundamental de la dinámica de los centros sanitarios. Entre otras cosas porque son los que tienen un contacto más estrecho con los pacientes en el día a día y los responsables de su seguimiento, al menos en los hospitales.”, afirma Lourdes. Mercedes lo confirma: “Llega un momento en que sabes hasta qué talla de zapato gastan”, se ríe. “Nosotros no salimos de la unidad. Estamos continuamente allí. Los que más contacto tenemos con ellos somos nosotros, y mientras les pones una vía, hablas con ellos, sabes cómo están… Mi obligación como enfermera de intensivos es conocerlos a la perfección, y darme cuenta de si hoy tiene un lunar que no tenía ayer, por ejemplo”.

Para ambas, especialmente en estos momentos, es muy fácil decir qué es lo mejor de su trabajo. “Ver como incluso en una situación así hay gente que se cura y se recupera, y saber que tú has participado en ello”, afirma Lourdes. “El éxito de nuestro trabajo es ser capaces de sacar a pacientes de la UVI, que los pacientes se vayan a casa y se vayan bien. El día en que sale alguien de la UVI, es una fiesta”, concuerda Mercedes.

De cara a la complicada situación que vivimos en estos momentos, Mercedes tiene una recomendación prioritaria para la población: “Que se queden en casa. A mis compañeros y a mí nos llegan todos los aplausos y los ánimos que nos mandan, pero mis aplausos van para el resto también: para los trabajadores de las gasolineras, de los supermercados, las personas que nos suministran, la policía, los bomberos… Hay mucha gente que se está batiendo el cobre por todos nosotros. También para la gente que se queda en casa, porque ellos están haciendo lo que tienen que hacer, esto es una cadena y todos importan lo mismo”. Lourdes, además, formula un deseo para el futuro: “A partir de ahora, ser responsables con la educación sanitaria, que creo que es una gran asignatura pendiente, en el sentido de entender bien cuándo hay que acudir al médico y saber ponerse en lugar de los sanitarios.”

Otras historias interesantes