Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Medio ambiente 22 mar 2019

Día Mundial del Agua: no dejar a nadie atrás

Garantizar la disponibilidad del agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos forman parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. En ese contexto, promover la cultura del agua y concientizar a la población en su uso eficiente se ha convertido en una necesidad mundial, que se hace evidente en fechas como las de hoy, en la que se conmemora el Día Mundial del Agua. El lema de este año es “No dejar a nadie atrás”.

El Perú, es considerado uno de los 20 países más ricos del mundo en agua. No obstante, entre siete y ocho millones de peruanos no tienen acceso a agua potable, según informes de Ofxam. Es así, que el actual lema del Día Mundial del Agua encaja perfectamente en la realidad del país: “No dejar a nadie atrás”.

Lima es identificada como la ciudad más vulnerable del territorio nacional porque reposa sobre un desierto y recibe solo nueve milímetros cúbicos de lluvia al año, agrega Ofxam. Tanto para Lima y Callao, el río Rímac es el principal proveedor de luz y agua (74.5% de agua) y, al mismo tiempo, muestra el mayor deterioro en términos medioambientales.

La actual administración gubernamental está adoptando medidas al respecto y ha proyectado que toda la ciudad de Lima contará con agua potable en 2021, año en el que se celebrará el Bicentenario de la Independencia.

Existen actualmente más de 2,000 proyectos en todo el país, que demandarán una inversión de más de 2,130 millones de soles y que, se estima, permitirán cerrar la brecha en saneamiento urbano y rural. Sin duda, dotar de redes adecuadas de agua potable y alcantarillado mejora considerablemente la vida de las personas.

En 2010, las Naciones Unidas reconocieron que “el derecho al agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos.”

El compromiso de las empresas

En el ámbito de las empresas peruanas, se realizan también esfuerzos constantes para la gestión sostenible del agua. Por ejemplo, la política medioambiental de BBVA Continental recoge el compromiso del Grupo BBVA respecto de la gestión responsable de los recursos naturales. La principal expresión de este compromiso es el Plan Global de Ecoeficiencia (PGE), que dentro de sus objetivos para el período 2016-2020 incluye una reducción de 5% en el consumo del agua, pero que ha logrado conseguir una reducción de 13% desde el 2015.

En línea con ese plan, BBVA Continental ha venido desarrollando una serie de acciones como la implementación de dispensadores de agua con filtros purificadores en la sede central y en la red de oficinas bancarias a nivel nacional, reemplazando bidones y reduciendo notablemente la cantidad de plástico por consumo de agua embotellada.

También se implementó la instalación de aireadores de agua en oficinas bancarias y en la sede central. Los aireadores mezclan el agua con el aire, pero sin perder la sensación de cantidad de caudal, y permiten un ahorro en el consumo de agua de hasta el 50%. Nuevas iniciativas y recomendaciones se implementan de manera regular para preservar el agua.

Como señalan las Naciones Unidas, para el desarrollo del ser humano, el agua y los sistemas de saneamiento no pueden estar separados. Ambos son vitales para reducir la carga mundial de enfermedades y para mejorar la salud, la educación y la productividad económica de las poblaciones. Cuidar el agua es un compromiso impostergable para todos.

Otras historias interesantes