Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Medio ambiente 05 jun 2019

Día Mundial del Medio Ambiente: cómo reducir las emisiones con gestos de ahorro

La lucha contra la contaminación del aire protagoniza el lema del Día Mundial del Medio Ambiente 2019 que se celebra cada 5 de junio. El ahorro de recursos y la transición hacia una economía más sostenible suponen un beneficio para el planeta, la salud y las finanzas personales.

La ONU alerta: el 92% de los habitantes del planeta no respira aire limpio y 7 millones de personas en todo el mundo mueren prematuramente cada año a causa de la contaminación. Poner en marcha soluciones a este problema global es algo que concierne a gobiernos y empresas, pero también a los ciudadanos. Se puede conseguir llevar una vida sostenible y reducir las emisiones de CO2 con gestos cotidianos que, además, suponen un ahorro considerable. Estos son algunos de ellos.

Transporte sostenible 

El transporte es uno de los motores del cambio climático y un factor decisivo en la falta de calidad del aire. Las soluciones pasan por evitar, en lo posible, el uso del coche y optar por gestos alternativos que ayuden a reducir las emisiones y el gasto diario como el uso de la bicicleta o del transporte público. Según Greenpeace, un autobús lleva una media de 50 personas, frente a la ocupación real de los automóviles, que es de 1,2 personas. Esto significa que un solo autobús tiene capacidad para transportar a las mismas personas que viajarían en 41 coches, pero ocupa 16 veces menos espacio.

A partir de este dato, las ventajas se multiplican: se quema menos combustible, se gana espacio en las ciudades y se reduce el ruido del tráfico rodado, entre otras. Además, supone un ahorro considerable respecto al uso del coche, ya que se evitan gastos de combustible, mantenimiento y aparcamiento. Si se opta por el transporte público, el uso de tarjetas o bonos temporales de viaje supone una importante reducción del precio respecto a los billetes sencillos.

Cuidado con el coche

Si es imprescindible contar con un coche para desplazarse, hay que tener en cuenta algunas normas para hacer la conducción eficiente y ahorrar recursos. La Dirección General de Tráfico española (DGT) hace algunas recomendaciones como estas:

  • Aire acondicionado o climatizado: es uno de los accesorios que más influye en el consumo de combustible. Se recomienda mantener la temperatura entre 21-22ºC.
  • Las ventanillas: conducir con las ventanillas bajadas hace que se provoque una mayor oposición al movimiento del vehículo ya que la fuerza de rozamiento del vehículo y el aire aumenta. Para ventilar el interior, es preferible utilizar el aire climatizado.
  • Conducción eficiente: conviene circular el mayor tiempo posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones para que el vehículo consuma menos. Durante los trayectos, hay que guardar una distancia de seguridad suficiente para evitar frenazos bruscos y utilizar los comparadores de gasolineras, como este de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) española, para encontrar buenos precios de combustible durante la ruta.
  • Calendario de revisiones periódicas: es necesario llevar el coche al taller para sus revisiones para comprobar que cumple con las limitaciones de contaminantes y evitar averías futuras, que puedan suponer un coste mayor a la larga.

En el caso de las personas que estén pensando en comprar un vehículo, hay que tener en cuenta que los coches diésel son los más contaminantes y los automóviles de bajo consumo o eléctricos constituyen la opción más sostenible que ofrece el mercado actual. El ahorro es mucho mayor si se acude al mercado de segunda mano que ofrece vehículos en buen estado a precios ventajosos.

Para que el ahorro de emisiones y el alivio del bolsillo sean completos, siempre se puede optar por la opción del ‘carpooling’ o vehículo compartido. De esta forma, no solo se ahorra viajando, sino que, además, se reduce considerablemente el impacto sobre el medio ambiente. Según un estudio de la empresa Blablacar, con la proyección del ‘carpooling’, en 2023 se alcanzará un ahorro mundial de 6,4 millones de toneladas de C02 anuales.

Medidas para el hogar

La vivienda también puede ser un foco de emisiones que pueden reducirse con algunos sencillos gestos de ahorro como estos:

  1. Poner bombillas LED: son mucho más duraderas y, aunque son más caras, a la larga el ahorro se nota ya que consumen muy poco.
  2. Utilizar la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos y optar por la temperatura del agua lo más baja posible.
  3. En el momento de comprar los electrodomésticos, conviene fijarse en el precio, pero también en el consumo: los electrodomésticos más eficientes son aquellos que tienen la clasificación A+++ en su etiquetado.
  4. Utilizar las regletas con interruptor: para poder apagar fácilmente todos los equipos que no se estén utilizando y evitar así que sigan consumiendo en modo ‘stand-by’.
  5. Revisar con frecuencia el estado de la calefacción y mantener una temperatura media no superior a los 20 °C.
  6. Usar el aire acondicionado lo menos posible y siempre con una temperatura que no descienda de los 22 °C.
  7. Optar por la ducha, en vez del baño, ya que se calienta menos agua.
  8. La plancha es uno de los electrodomésticos que más energía consumen, por lo que conviene esperar a tener ropa suficiente para utilizarla.

Con estos gestos cotidianos, que no implican grandes desembolsos y que suponen un considerable ahorro a fin de mes, puede conseguirse contribuir a mejorar la salud del planeta y la calidad del aire. El futuro de todos depende de ello.

Otras historias interesantes