Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Dificultades para ahorrar? Estos ‘chatbots’ lo hacen por ti

La inteligencia artificial y las plataformas de mensajería ‘online’ se alían para ayudar a los usuarios a ahorrar fácilmente a través de ‘chatbots’. Los ‘millennials’, acostumbrados a resolver sus gestiones por estos canales, son el público preferido de muchos de ellos, como Charlie, un ‘chatbot’ que forma parte del portafolio de inversiones de Propel.

La fuerza de los ‘bits’ y los ‘bytes’ no tiene límite. Hace dos décadas, por ejemplo, parecía casi imposible que el campeón mundial de ajedrez de ese entonces, el ruso Garri Kasparov, fuera derrotado por el Deep Blue, un superordenador compuesto por una treintena de procesadores que en conjunto generaban 200 millones de jugadas por segundo. La capacidad de reacción del aparato dejó perplejo al mismísimo Kasparov: “No jugaba como una máquina, lo hacía como el mejor ajedrecista del mundo”. Hoy, el poder de la tecnología está en todas partes. Incluso se ha colado en las billeteras de los usuarios a través de novedosos sistemas dotados de inteligencia artificial y conocidos como ‘chatbots’, que han sido entrenados para ayudar en el manejo de las finanzas personales.

Programa tu cuenta con reglas para ahorrar ‘mejor’ en bbva.es

Tal es el caso de Plum, un ‘chatbot’ para Facebook Messenger que conecta las cuentas bancarias del usuario con un algoritmo que analiza la información financiera. La herramienta realiza un seguimiento a los patrones de ingresos y gastos. Partiendo de este análisis, separa periódicamente una cantidad de dinero destinado al ahorro. Existe también una versión más avanzada que da recomendaciones de inversión. Plum, que funciona solo con cuentas del Reino Unido, se lanzó en 2016 y semana tras semana ofrece un informe sobre la cantidad que se ha ahorrado. En caso de que se quiera disponer del dinero recolectado, por ejemplo 10 euros, simplemente se tiene que enviar un mensaje en el chat: “retirar 10”. Si se desea ahorrar más, basta con escribir “ahorrar más”.

Una herramienta al gusto de los ‘millennials’

“Los chatbots se están convirtiendo en parte de nuestra vida cotidiana”, dice un estudio de la consultora Accenture. En Facebook Messenger, por ejemplo, ya hay más de 33.000 ‘bots’, mientras que el gigante digital chino, WeChat, existen más de 100.000. Todo un ejército al que también se han sumado otras iniciativas como Chip, Cleo o la peruana Yuntas, que buscan hacerse un hueco en el mercado del manejo de las finanzas personales.

En este mar de innovación surge Charlie, un ‘chatbot’ inteligente basado en texto que ayuda a personas con pocos conocimientos sobre finanzas a gestionar más fácilmente su dinero. La herramienta —en la que Propel Venture Partners, el fondo de inversión de capital riesgo de BBVA, ha invertido recientemente — está enfocada al mercado estadounidense e identifica nuevas maneras de ahorrar, evitando aquellos instrumentos financieros con un coste elevado. ¿La meta? Cuidar la salud financiera del cliente y contribuir a que llegue llegar a fin de mes con más tranquilidad.

Este ‘chatbot’, que se presenta en forma de un simpático pingüino que se dirige al usuario (de forma similar al famoso, y ya anacrónico, ‘Clippy’ de Microsoft Office), también está disponible a través de SMS y Facebook. Su público, según reconoce la firma, está compuesto principalmente por ‘millennials’, es decir, aquellos que cumplieron la mayoría de edad aproximadamente cuando comenzó el siglo XXI. Esta generación, acostumbrada a realizar la mayoría de sus gestiones ‘online’ y con un especial interés en el ahorro, es el ‘target’ principal de muchas de estas compañías.

Otro ejemplo MyKai, una plataforma que ayuda a monitorizar las cuentas y resolver dudas sobre la salud financiera del usuario. Este ‘chatbot’ fue creado por Kasisto, una empresa que surgió del mismo laboratorio de investigación de Silicon Valley que ayudó al desarrollo de Siri, el asistente digital de Apple. La herramienta funciona con aplicaciones de mensajería populares y a través de ella se puede acceder al último saldo bancario o recibir el informe sobre cuánto está pagando en determinadas cosas. ¿Cuánto gasté en Uber la semana pasada? ¿Cuánto dinero deposité en septiembre? ¿Cuánto debo en todas mis tarjetas de crédito? Estas son algunas cuestiones que MyKai puede contestar, pero también puede responder dudas más complejas: ¿Cómo funciona el interés compuesto? ¿Cómo se define una puntuación de crédito?

“La creciente sofisticación de la tecnología nos ha ayudado a intercambiar detalles, autenticar y realizar transacciones. La información está literalmente a nuestro alcance, eliminando la necesidad de apoyo humano”, afirma en un análisis Vivek Belgavi, experto en ‘fintech’ en la consultora PWC.  El experto explica que hasta antes de que existieran los ‘chatbots’, la interacción humana había tenido una ventaja sobre la tecnología: aportaba un toque personal durante una conversación. Esa característica, sin embargo, está siendo compensada con otros aspectos positivos que estas herramientas aportan. “Los ‘chatbots’ han sido diseñados para comprender, aprender, conversar como un humano y responder consultas ‘ad hoc’ en tiempo real”, añade.

Otras historias interesantes