Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Igualdad de género 26 nov 2019

Directivas y expertas en ciberseguridad toman la palabra en BBVA

BBVA ha acogido la cuarta edición de Women in Cybersecurity Spain (WiCS), una iniciativa dedicada a impulsar y visibilizar el rol de las mujeres en el ámbito de la ciberseguridad, donde por ahora solo representan un 24% de la fuerza laboral a nivel mundial, según el Consorcio internacional de Certificación de Seguridad de Sistemas de Información. El evento también sirvió para debatir sobre la diversidad en general y contó con la participación de cuatro mujeres de la alta dirección de BBVA.

“Pocos eventos conectan de forma tan clara como este con la transformación de BBVA”, afirmó Ricardo Forcano, responsable global de Ingeniería y Organización de BBVA, durante el encuentro organizado por WiCS, que reunió a más de 200 personas en Ciudad BBVA.

Por un lado, señaló el responsable, porque la ciberseguridad se ha convertido en un pilar esencial del banco para cumplir su propósito de ayudar a los clientes a tomar mejores decisiones financieras a través del uso de la tecnología y los datos. “Y además, porque este evento conecta de forma muy clara con una transformación más profunda que está viviendo BBVA: la cultural”, añadió.

Forcano recordó que la diversidad de género es un “capítulo fundamental” del proceso de transformación del modelo organizativo del banco, “porque el hecho de que los equipos sean diversos los hace más eficaces”. En este sentido, destacó la necesidad de apostar por la diversidad en todas sus dimensiones (tanto de género como cultural o generacional) y recordó algunas de las iniciativas llevadas a cabo por el banco para avanzar en mejorar la diversidad, como la aplicación de la regla Rooney en procesos de selección.

Cuatro de las cinco mujeres de la primera línea directiva de BBVA participaron en el encuentro para compartir su experiencia a la hora de asumir cargos de responsabilidad en los que tradicionalmente ha habido poca o ninguna presencia femenina. “Ver este foro de mujeres especializadas es reconfortante, ya que es un ámbito en el que nos queda mucho por decir a las mujeres”, afirmó Ana Fernández Manrique, responsable global de Regulación y Control Interno en BBVA. La directiva recordó que, a menudo “las mujeres tenemos un nivel de autoexigencia muy alto que nos lleva a ponernos nuestras propias limitaciones. Invertir en tener confianza en nosotras mismas nos ayudaría a afrontar los miedos que nos impiden llegar más lejos”, añadió.

En este sentido coincidió Luisa Gómez Bravo, responsable global de Banca Corporativa y de Inversión en BBVA, quién recordó que la “visibilidad” también es clave para que las mujeres alcancen puestos de responsabilidad en las empresas. “Dedicar tiempo al ‘networking’ y a desarrollar capacidades de liderazgo es igual de importante o más que incrementar la capacitación técnica a determinados niveles profesionales”, comentó durante el encuentro. Así como ser conscientes de que también las mujeres tienen “sesgos” de género que les pueden frenar a la hora de afrontar nuevos retos laborales. En este sentido, señaló cómo estos sesgos nos afectan incluso a la hora de redactar ofertas de empleo, y explicó que BBVA está mejorando sus procesos de selección para atraer más talento femenino.

Dar visibilidad y exponer a las mujeres referentes en puestos de relevancia en el mundo de la ciberseguridad es una de las prioridades de WiCS

Contar con más mujeres en el equipo y, en definitiva, con más diversidad, debe considerarse una fortaleza y no una debilidad, afirmó María Jesús Arribas, responsable global de los Servicios Jurídicos en BBVA. “El hecho de que seamos distintas es lo que nos aporta valor añadido, porque podemos aportar un punto de vista diferente”, explicó. En su caso, además, afirmó que ser mujer o ser madre nunca ha supuesto un obstáculo en su carrera profesional en BBVA, precisamente durante una de sus bajas de maternidad recibió una promoción.

Victoria del Castillo, responsable global de Estrategia y M&A, compartió el punto de vista de María Jesús Arribas y defendió que “las mujeres deben buscar su propio estilo de dirección desde una perspectiva propia y personal, que puede ser diferente a la de nuestros colegas masculinos”. Aunque para lograrlo, señaló, es necesario que existan más referentes femeninos en puestos de liderazgo y de dirección que pongan de manifiesto que la generación de valor “está en la diversidad”.

WiCS-2019-mujeres-ciberseguridad-bbva

Foto de grupo con las participantes del evento WiCS en la sede de BBVA en Madrid.

Acortar la brecha de género y promover la diversidad

Dar visibilidad y exponer a las mujeres referentes en puestos de relevancia en el mundo de la ciberseguridad es una de las prioridades de la asociación WiCS. Durante el evento, las ponentes recordaron que las mujeres aún son una minoría entre los profesionales de la ciberseguridad. Además, señalaron que un alto porcentaje de mujeres, a pesar de llevar más de 20 años en la profesión, aún no se sienten expertas en su materia.

Desde la asociación consideran que una de las principales razones es la falta de apoyo que sufren las mujeres durante su trayectoria profesional. En concreto, explicaron que un 54% de las mujeres que trabajan en el sector no sienten que tengan apoyos suficientes para progresar en sus carreras. Por esta razón, una de las iniciativas que WiCS ha creado es un programa de ‘mentoring’ en el que mujeres con más de 20 años de experiencia en la seguridad puedan apoyar a mujeres de entre 25 y 35 años del sector. A través de este programa, que durará seis meses y contará con al menos una reunión mensual, el objetivo es fomentar relaciones entre mujeres que les sirvan para enriquecerse mutuamente y para evitar que se puedan quedar estancadas en su desarrollo laboral.

La “brecha de sueños” es otro de los retos a los que se enfrentan las mujeres desde niñas, señaló Begoña García, del equipo de Seguridad Corporativa en BBVA, en relación a cómo las niñas dejan de verse a sí mismas capacitadas para carreras STEM antes que los niños. En este sentido, explicó que “todo lo que vivimos de pequeños queda arraigado para toda nuestra vida”, y por lo tanto, para reducir esta brecha “es importante educar enseñando que hay una igualdad de oportunidades para todos“. Al mismo tiempo, García destacó la importancia de concienciar a los más jóvenes de los riesgos de la digitalización y el avance tecnológico.

El evento también acogió un panel en el que participó el primer equipo femenino de un ‘hackathon’ organizado por la iniciativa ‘The Ninja Project’ en BBVA. Sandra Olalla, una de las integrantes de este equipo de BBVA Next Technologies, explicó que su participación ha servido como un “ejercicio de empoderamiento” y les ha permitido comprobar que a pesar de las apariencias, tanto hombres como mujeres “tienen los mismos miedos” a la hora de enfrentarse a una competición de estas características. “Lo que ocurre es que ellos tienen mucho más normalizados estos miedos”, añadió.

Sobre el papel de los hombres a la hora de visibilizar estas brechas habló Sonia Díez, licenciada en Psicología y Ciencias de la Educación, y protagonista de una charla de Aprendemos Juntos, quien abordó, desde su experiencia personal, cómo los sesgos inconscientes pueden limitar a las mujeres a la hora de asumir roles típicamente masculinos, y cómo los hombres deben participar en el proceso de cambio para romper estos esquemas.

En este sentido, Ízaro Assa Amilibia, responsable de Diversidad de BBVA, señaló también la necesidad de “diseñar y promover estrategias innovadoras”, como WiCS, encaminadas a fomentar las carreras tecnológicas entre las mujeres para “generar confianza y mostrar el valor de la diversidad”.

Otras historias interesantes