Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Adultos 24 oct 2016

Educación financiera, generando oportunidades para un futuro mejor

Comprender cómo manejar el dinero y las herramientas financieras es un factor clave para el bienestar de las personas y la sociedad en conjunto. Atendiendo a esta necesidad, BBVA Uruguay ofrece programas de educación financiera a para diferentes edades y perfiles.

Todos gestionamos dinero en nuestra vida –y los niños cada vez más tempranamente. Cuanto mejor entendamos los procesos que esta gestión implica, mejores decisiones podremos tomar ya sea a nivel personal, familiar o de emprendimientos. Y no acaba allí: a mayor porcentaje de población que opere con conciencia y responsabilidad, que logre generar ahorros, usar los préstamos sustentablemente e invertir, más saludable termina siendo la economía de nuestra sociedad como un todo.

Sin embargo, solo un pequeño porcentaje de la ciudadanía recibe algún tipo de capacitación financiera en el ámbito de la educación formal. Tampoco es un conocimiento que pueda transmitirse en la familia, si los propios mayores no han recibido la formación necesaria; y se estima que a nivel mundial un 38% de la población adulta no está bancarizada. Ante estos vacíos, desde 2008 el Grupo BBVA ha asumido la misión de formar a la ciudadanía –en particular a niños y jóvenes- en educación financiera.

Desde entender la diferencia entre crédito y débito, cómo operan los intereses en los préstamos o armar un presupuesto familiar, hasta conocer los instrumentos de ahorro e inversión y desarrollar un plan de negocios; son algunos de los temas que BBVA aborda en sus programas de educación financiera.

Ajustando los contenidos y niveles a la medida de cada público, en BBVA Uruguay, voluntarios del banco y capacitadores de la Fundación DESEM brindan talleres para todas las edades. Se desarrollan dinámicas entretenidas, altamente interactivas y experimentales, con un lenguaje directo y claro que facilite el aprendizaje. Participan de estos programas los chicos de las instituciones que apadrina el banco, familiares de colaboradores y empleados de clientes corporativos; por ejemplo, empresas que pagan los sueldos a través del banco. La experiencia, cuentan los participantes, es enriquecedora para todas las partes.

Fotografía de Andrés Escardó, Voluntario BBVA Uruguay, Taller de Educación Financiera

Andrés Escardó, voluntario de BBVA Uruguay, con sus alumnos del taller de Educación Financiera. - BBVA

Diferentes personas, diferentes programas

En Uruguay, ya son más de 3.000 los beneficiados de los talleres de Educación Financiera de BBVA desde que se largó esta iniciativa.

Actualmente las principales acciones de BBVA Uruguay en apoyo a la educación son:

Adelante con tu futuro: desarrolla tres módulos: el ahorro, el crédito y la salud crediticia. Se orienta a los jóvenes y adultos en proceso de bancarización, que atraviesan una etapa clave de asumir responsabilidades y poder construir sus proyectos de vida.

Becas de Integración – Jóvenes con futuro adelante: busca contribuir al desarrollo social y la superación de la pobreza, facilitando el acceso a la educación de sectores sociales desfavorecidos. Se enfoca en uno de los segmentos más críticos, según los índices de deserción escolar: los jóvenes de Ciclo Básico de Secundaria. A la fecha, BBVA apadrina a 140 jóvenes, que reciben becas de estudio y financiación de útiles escolares, uniformes y actividades extracurriculares, y comparten espacios de integración con voluntarios del banco.

Voluntarios comprometidos

Empleados voluntarios del banco participan como capacitadores de los talleres de educación financiera de BBVA dirigido a empleados de empresas clientes.

Es el caso de Andrés Escardó, ejecutivo comercial, quien señaló que hubo mucho interés en el taller sobre tarjetas de créditos y pudo engancharlo con otros temas dirigidos a asegurar que el acceso al sistema financiero se produce de forma responsable y los ciudadanos utilicen adecuadamente la amplia y compleja oferta de productos y servicios financieros. Agregó que es la oportunidad de contribuir activa y voluntariamente a mejorar la calidad de vida de otras personas. “Me gustaría invitar a mis compañeros del banco a que se animen y colaboren en estos espacios de voluntariado que el banco nos da. ¡Vení! ¡Sumate!”, concluyó Andrés.

Para Sergio Santin, de Desarrollo de Neogocio, la experiencia fue “muy gratificante e interesante” y en todo momento se dejó entrever el interés de los participantes.

Para BBVA, un punto de muchísima importancia es hacer banca responsable y la educación financiera es una prioridad a nivel mundial. Los programas educativos que se desarrollan en todos los países donde está presente el Grupo buscan empoderar, informar y formar a los ciudadanos para generar en ellos un cambio de comportamiento que les permita tomar mejores decisiones financieras. En cada uno de los programas, los contenidos de adaptan a las prioridades locales y se trabaja de la mano de entidades del tercer sector principalmente ONGs educativas  y otras instituciones legitimadas en su medio.

Otras historias interesantes