Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación de calidad 05 may 2017

Educación en finanzas: asignatura pendiente en toda Europa

Los europeos tienen una educación financiera escasa. El estudio internacional ‘When will the penny drop? Money, financial literacy and risk in the digital age’ revela datos preocupantes sobre sus conocimientos en temas importantes como el riesgo, el ahorro o la jubilación.

Noviembre de 2016. Allianz Global Investors, en colaboración con Annamaria Lusardi, presidenta de la Catedra Denit Trust de Económicas y Contabilidad de la George Washington University School of Business (GWSB) y miembro del consejo asesor del Centro para la Educación y Habilidades Financieras de BBVA, realizan una encuesta a gran escala para comprobar el nivel de educación financiera de los europeos.

El panorama que dibujan los resultados, tras entrevistar a 10.000 personas procedentes de Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suiza y el Reino Unido, no es muy halagüeño. Los europeos muestran un nivel bajo de cultura financiera y de riesgo en todos los países. Los datos deberían ser motivo de preocupación, si se tiene en cuenta la crisis financiera que ha sufrido el continente. El hecho de que la situación apenas haya variado en una década, hace que cobre sentido la gran pregunta con la que comienza el título del estudio: ‘When will the penny drop?’, que podría traducirse como ‘¿Cuándo se caerá en la cuenta?’.

El riesgo: asignatura pendiente

Uno de los aspectos que más da que pensar es el bajo conocimiento de los europeos sobre conceptos relacionados con el riesgo. Muchos de los encuestados optaron por contestar “No lo sé” a las cuestiones sobre este tema, en vez de arriesgarse a dar una respuesta incorrecta. Según los expertos, este comportamiento implica un desconocimiento mucho mayor que el de aquellos que se confundieron al responder.

La pregunta que ha recibido una mayor cantidad de “No lo sé”, ha sido una cuestión sobre la diversificación del riesgo, curiosamente la única que no requería hacer ningún cálculo. Los porcentajes varían, pasando del rango mínimo del 24% alcanzado por los alemanes que no supieron contestar, al 56% de los británicos que ignoraban la respuesta. La posible explicación es que la pregunta se refería a instrumentos financieros de inversión y estaba escrita con un vocabulario más bien técnico, por lo que muchas personas optaron por contestar que no sabían, acentuándose en el caso de las mujeres.

En la cola

La brecha de género se hace patente en los niveles de educación financiera. Ellas siguen estando por detrás de los hombres, sobre todo en los conceptos relacionados con el riesgo. Sin embargo, son los ‘millennials’ los que demuestran un nivel más bajo de conocimiento en gestión de finanzas. Los jóvenes por debajo de 35 años no han sabido responder, en su mayoría, a preguntas relacionadas con la inflación, el riesgo y la jubilación. Sobre esta última cuestión, menos del 20% de los encuestados declararon haber calculado cuánto dinero iban a necesitar para su retiro.

Los datos son preocupantes, pero no afectan de igual manera a todos los países. Según la encuesta, los austriacos y los alemanes son los que presentan un mayor nivel de conocimiento financiero, seguidos de cerca por los suizos. A la cola de los resultados se sitúan los franceses, italianos y portugueses.

La educación financiera afecta al futuro de las personas. Aquellos que comprenden bien los conceptos financieros y de riesgo tiene el doble de posibilidades de tomar mejores decisiones respecto a sus finanzas que los que no los entienden. El estudio pone sobre la mesa los problemas, pero también las soluciones. Algunas de ellas pasan por desarrollar programas educativos y mejorar la información sobre temas financieros para hacerla más accesible. De esta forma, las personas tendrán el conocimiento que necesitan para acceder a nuevas oportunidades.

Otras historias interesantes