Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 04 ene 2019

El 'boom' peruano de las 'startups'

La innovación en el país sudamericano atraviesa uno de sus mejores momentos con la llegada de capitales listos para nutrir las ideas.

Un gramo de ingenio, dos pizcas de buena administración y un buen pedazo de capital. La fórmula para crear una empresa exitosa parece cada vez más sencilla. Al menos para aquellos emprendedores que se han abierto paso en el mundo de las ‘startups’, que avanzan a una velocidad de crucero por toda América Latina y que ganan terreno en una de las economías con mayor potencial en la zona: Perú. A día de hoy, la revolución tecnológica es una realidad en ese país sudamericano, que en menos de una década ha visto el nacimiento de casi 500 firmas innovadoras, que en 2017 lograron una facturación récord: más de 15 millones de euros, casi el doble de lo registrado año anterior.

El ecosistema de ‘startups’ ha ganado tal relevancia que actualmente contribuye con más de 3.000 empleos a la economía y ha atraído más de 20 millones de euros en capital privado, tanto local como internacional, según la información del Ministerio de la Producción del Perú (Produce). Al final de este año, el movimiento emprendedor espera cifras todavía más halagüeñas. Se estima que el número de empresas se eleve en un 60% y que el flujo de recursos siga a buen ritmo. El movimiento emprendedor ha logrado florecer y consolidarse gracias a diversas iniciativas empresariales, el surgimiento de incubadoras de negocios, la llegada de fondos de capital semilla y redes de inversionistas ángeles, así como diversos incentivos como concursos y fondos públicos.

Evolución de las empresas emergentes

Las ‘startups’ peruanas, al igual que otras de la región, cobraron cierta relevancia a partir de 2010, según recoge un análisis de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Ese año, los Gobiernos de las economías más importantes de la zona (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá, Perú y Uruguay) empezaron a desarrollar estrategias de innovación y desarrollo productivo, dando así paso a nuevos emprendimientos, explica la organización. En el caso específico de Perú, se introdujo en 2012 el programa Start Up Perú.

“Las ‘startups’ ya no solo cristalizan en Silicon Valley. Numerosos países cuentan con una cultura emprendedora en expansión, y entre ellos resaltan algunos de América Latina”

En los últimos seis años, el país ha avanzado en diversas iniciativas dedicadas a las ‘startups’ y ha canalizado una parte de los recursos del fondo de innovación para el apoyo a las mismas. El programa Start Up Perú se ha ampliado y ofrece actualmente capital semilla y fomento a la creación de redes de inversores ángeles. Perú también ha impulsado la creación de ‘startups’ derivadas de la investigación científica con un concurso gestionado por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CONCYTEC). Aunado a ello, las universidades y el sector privado son actores activos en la creación de empresas, así como el banco de desarrollo (COFIDE), que ha considerado a las ‘startups’ entre sus líneas estratégicas.

“Las ‘startups’ ya no solo cristalizan en Silicon Valley. Lejos de ser un fenómeno exclusivo de Estados Unidos, hoy numerosos países cuentan con una cultura emprendedora en expansión, y entre ellos resaltan algunos de América Latina”, destaca la OCDE. Pero en Perú aún queda camino por andar. El país sudamericano está en la posición 67 (de 137 puestos) en la promoción de la innovación y el emprendimiento a nivel mundial, según el Global Entrepreneurship Index. A nivel latinoamericano, el ecosistema peruano está en el séptimo lugar de las 24 economías de la región.

“Los gobiernos, el sector privado y las universidades en América Latina están apoyando la creación de emprendimientos innovadores y confían cada vez más en su potencial transformador para la región”, subraya la OCDE. Tal es el caso de BBVA Open Talent, la competición ‘fintech’ más grande del mundo, en la que han participado hasta el momento ‘startups’ de más de 80 países y que este año ha celebrado su décima edición. En la versión peruana, la ganadora de este año ha sido Tink, unastartup’ que ayuda a los bancos y las aseguradoras a incrementar sus ventas a través del servicio de automatización de marketing de referidos. Este es solo un ejemplo de los cientos de semillas del emprendimiento que aún están por germinar en Perú. Su historia apenas está iniciando.

Otras historias interesantes