Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

"El cambio cultural es la clave para que la transformación se materialice"

El proceso de digitalización de las empresas ha servido para mejorar la relación con el cliente. Así lo atestigua el 70% de las grandes empresas, el 68% de las pymes y el 61% de profesionales y pequeñas empresas. Son datos del II Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y Administraciones Públicas españolas, presentado por el Observatorio Vodafone. Este resultado es producto de un cambio cultural en las empresas, “no es cuestión de departamentos: es de personas”, asegura Raúl Pérez, director adjunto de transformación de BBVA España, quien ha participado en el estudio junto a responsables de otras empresas.

El proceso de transformación de BBVA depende de varios factores no sólo de la tecnología: “El cambio cultural es la clave para que esta transformación se materialice”, explica Raúl Pérez quien sabe que la flexibilidad es otro de los ingredientes: “Estamos en una organización en la que cuando desaparecen en muchos casos los departamentos, están los proyectos. Voy a estar hoy trabajando en una iniciativa y mañana en otra completamente distinta e incluso con gente que puede ser diferente”.

Estudio de Digitalización 2018 | DOS: La adaptación de directivos y empleados.

El propio informe refleja los beneficios que reporta la transformación digital sobre empresas y la Administración Pública, pero el mayor problema para acometer este proceso son los costes. El proceso requiere de una alta inversión inicial y los beneficios son invisibles a corto plazo. Además, también es necesario contar con la cualificación del personal, lo que puede suponer resistencia al proceso de cambio, según destaca en sus páginas el estudio de Vodafone.

El hecho de que la digitalización sea costosa provoca que haya una brecha entre pequeñas y grandes empresas, esto se ve reflejado también en el enfoque estratégico de las compañías. Mientras que la principal preocupación de las pequeñas empresas es la captación de clientes, las grandes empresas ponen el foco en la digitalización.

No obstante, todas las empresas coinciden en que el mayor beneficio que les aporta la transformación digital es una mayor eficiencia de los procesos: “Muchos clientes se dan de alta por canales digitales; a través del móvil en cinco minutos”, asegura Raúl Pérez, quien cree que BBVA está “en condiciones de ir dando pasos hacia una anticipación y a una automatización de determinadas decisiones financieras para hacerle la vida cada vez más sencilla a nuestros clientes”.

La importancia de los buscadores

Una de las conclusiones más interesantes en la metodología de trabajo entre las pequeñas y medianas empresas y las grandes corporaciones es su inversión en los servicios de comunicación digitales, es decir cómo llegan al posible cliente. Las empresas pequeñas presentan un mayor interés en el posicionamiento de buscadores, respecto a campañas de publicidad o acciones de marketing. Por su parte, las grandes compañías presentan un equilibrio en los distintos servicios.

graficos com digital_Mesa de trabajo 1 copia

Las redes sociales, plataformas preferidas por las empresas

No hay discusión en el mundo de la empresa: la plataforma preferida para invertir en publicidad ‘online’ son las redes sociales. Otra de las coincidencias que se da entre los distintos tipos de empresa es la preferencia por la inversión en Facebook.

graficos com digital_Mesa de trabajo 1

En el caso de los profesionales y pequeñas empresas y de las pymes se preguntó por los diferentes servicios que utilizan, mientras que en el de las grandes empresas se preguntó específicamente por redes sociales para conocer el grado de penetración de las mismas.

La seguridad y la conectividad, prioritarias

Los servicios en los que las empresas priorizan sus inversiones digitales son tanto la seguridad como la conectividad, así lo afirma un 60% de las empresas en el informe. Sin embargo, menos del 50% de las empresas considera que los servicios en la nube son muy importantes en términos de inversión. Esto se debe a que este tipo de servicios está integrado en las herramientas de la empresa y no precisan de mayor inversión.

Una de las diferencias entre pymes y grandes empresas lo marca el ‘big data’. Mientras que un 37% de las pequeñas y medianas empresas lo marcan como algo prioritario, el índice aumenta exponencialmente en caso de grandes compañías hasta el 53%.

Otras historias interesantes