Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 09 oct 2019

El código PUK de la tarjeta del móvil: qué es y cómo pedirlo

Santiago Romero (BBVA Creative)

Cada vez que se enciende un terminal, la primera cosa a realizar es introducir el código PIN (Personal Identification Number, en inglés). Pero si éste se escribe mal en tres ocasiones, el teléfono pedirá el código PUK (Personal Unlock Key, en inglés). Un segundo código de seguridad que aparece en las tarjetas que suministra cada compañía telefónica. Si no se tiene a mano, se puede solicitar al operador.

Todo el mundo ha oído hablar de ellos, pero cuando llega el momento de usarlos siempre existen dudas. Sobre todo con el PUK. El PIN es el código de cuatro dígitos que va asociado a la tarjeta SIM y que se puede cambiar en cualquier momento siguiendo unos sencillos pasos. Pero si no se cambia, el PIN siempre será el mismo, incluso si se cambia de terminal.

Es importante no confundirlos y, sobre todo, tener siempre en la cabeza el PIN (primer código de seguridad) para no tener que llegar al PUK (segunda barrera de seguridad). Pero si por cualquier otra circunstancia hace que el terminal se bloquee tras meter tres veces mal el primer código de seguridad, llega el momento de echar mano del segundo código de seguridad. Y en este momento es cuando vienen las dudas: ¿cuál es? ¿dónde está? ¿cómo puedo conseguirlo si no tengo la tarjeta que me dieron en su momento?

Todas esas preguntas ‘existenciales’ tienen su respuesta. Lo primero, e importante, es que si no se tiene a mano el código PUK lo mejor siempre es contactar con la compañía con la que se tiene contratado el servicio. Cuidado, porque si se introduce el PUK de forma errónea en varias ocasiones (entre cinco y diez), la tarjeta SIM quedará bloqueada de forma definitiva. Habrá que pedir una nueva para poder volver a tener servicio.

El PUK está en la tarjeta original de la que desprendiste la SIM cuando estrenaste la tarjeta. No está impreso en la propia SIM, para aumentar la seguridad. Normalmente hay que rascarlo y se corresponde con ocho dígitos que no podrán ser modificados de ninguna de las maneras.

Si ese paquete original quedó en el cajón de tu casa, olvidado, o incluso si lo has extraviado, llega el momento de contactar con la operadora de telefonía. El proceso varía dependiendo de la compañía, pero básicamente pasa por acceder a tu área de cliente, hacer una llamada en la que se corrobore tu identidad, acudir a una tienda cercana e incluso ya la mayoría permite hacer la gestión desde la propia ‘app’ oficial. En esta pieza recogen los teléfonos de contacto de las principales compañías españolas. Aplica el mismo procedimiento, aunque el teléfono de contacto será distinto, dependiendo del país que se trate.

¿Qué es el CVV o CVC de las tarjetas de crédito?

Otro código importante, en este caso de las tarjetas bancarias, es el CVV o CVC. Gracias a ellos se pueden realizar pagos ‘online’ de forma segura. Este acrónimo, que viene del inglés (Card Verification Value), sirve para verificar que el poseedor de la tarjeta es quién está realizando la compra, ya que el código únicamente viene impreso en el plástico de la tarjeta.

Es muy habitual que en las compras ‘online’ o por otras vías telemáticas –por ejemplo, por teléfono-, se pueda pedir al cliente que ingrese este código. Es una medida de seguridad más que se suma al propio número de la tarjeta o la fecha de caducidad.

¿Y dónde está? El código CVV, también conocido como código CVC, CVC2, CVV2 y CID, se puede encontrar e identificar en la parte de atrás a de la tarjeta de crédito o de débito. Se encuentra junto al área destinada a la firma del usuario, en donde aparece un número de 3 ó 4 dígitos que, a diferencia de los números de la tarjeta de crédito o de débito, no está en relieve.

Otras historias interesantes