Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 19 nov 2018

El dato de hoy habla de... obsolescencia programada

Según afirma Benito Muros, presidente de la Fundación Energía e Innovación Sostenible sin Obsolescencia Programada, Feniss, hoy en día, absolutamente todos los fabricantes de teléfonos móviles producen sus ‘smartphones’ para que tengan una vida determinada, o lo que es lo mismo, los hacen con obsolescencia programada. Y es que según Feniss, si no existiera la obsolescencia programada, un teléfono móvil moderno tendría una vida útil de 12 a 15 años.

Como informa El País, a principios de noviembre de 2018, la Autoridad Garante de la Competencia y del Mercado de Italia impuso una multa de cinco millones de euros a Samsung y otra de 10 millones de euros a Apple por obligar a sus usuarios a instalar nuevos sistemas operativos en sus teléfonos móviles que los ralentizaban. Según el medio, estas medidas suponen un comienzo para hablar de la obsolescencia programada. Y es que mientras en Italia o en Francia se están impulsando normas legales para prohibir este tipo de prácticas a las empresas, en España aún hay una falta de legislación que regule la vida útil de los dispositivos. Para el Ministerio de la Transición Ecológica, la obsolescencia programada además provoca la generación de 30.000 millones de toneladas de basura electrónica. Si seguimos consumiendo al ritmo que lo hacemos en la actualidad, dentro de 20 años no existirán materias primas para fabricar móviles, muebles, calzado o electrodomésticos.

Otras historias interesantes