Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 13 nov 2020

El futuro de la economía digital: (co-)crear un marco en el que todas las empresas puedan competir

La Federación Bancaria Europea organizó recientemente una conferencia sobre innovación y ciberseguridad donde se ha debatido, entre otros temas, sobre el papel de los bancos en la economía digital o de plataformas. La clave para que los servicios financieros se vean beneficiados por esta economía es la creación de un marco de competencia justo entre los distintos tipos de empresas participantes, según BBVA.

El evento se convirtió en altavoz para representantes de los bancos, reguladores como la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y expertos en finanzas digitales. La mayoría de estas voces aprovecharon la ocasión para poner de manifiesto que el incremento de las finanzas digitales provocado por la crisis del COVID-19 ha aumentado también la relevancia para el sector de la economía de las plataformas.

El concepto de plataforma o economía de plataformas es un término que cada vez oímos con mayor frecuencia. No obstante, puede referirse a distintas cosas. Por un lado, a marcos o entornos tecnológicos dentro de los que diferentes compañías pueden construir nuevas funcionalidades, a los que se accede generalmente a través de APIs y que dan lugar, en el caso de las finanzas, a conceptos como el de “banca como servicio”. Por otro lado, desde la perspectiva del modelo de negocio, las plataformas son “puntos de encuentro” que conectan a distintos usuarios entre sí y crean valor poniendo en contacto oferta y demanda de distintos productos y servicios.

“Ambos tipos de plataformas son cruciales en la economía digital y están transformando los servicios financieros”, destacó en esta conferencia Pablo Urbiola, al frente del área de Regulación Digital en BBVA. En su opinión, las plataformas están cambiando“la forma de crear (y co-crear) nuevos productos financieros y las vías de distribuirlos y llegar a los clientes”.

En 2017, BBVA lanzó su API Market, convirtiéndose en uno de los primeros grandes bancos del mundo en apostar por la banca abierta. BBVA API Market, disponible en México, EE.UU. y España, permite a empresas, ‘startups’ y desarrolladores lanzar nuevos productos y servicios, accediendo e integrando servicios bancarios en sus propios entornos.

El rol de los bancos en la economía de plataformas

“La pregunta clave para cualquier compañía es qué papel quiere jugar en la economía de plataformas, y ésta es una cuestión muy estratégica”, explicó Urbiola. Las implicaciones que este papel tiene para una empresa, y un banco en concreto, son muy relevantes: afecta al potencial para alcanzar y captar clientes, al nivel de vinculación de los clientes con la entidad y también a la habilidad para aprender de socios clave de otros sectores.

Obviamente, cada banco es diferente en términos de capacidades tecnológicas, conocimientos y posibilidades de operar en ecosistemas abiertos, espíritu innovador, posición en el mercado, etc. y esto explica las diferentes estrategias que podemos observar en el mercado. “Otro factor importante que condiciona la integración de los bancos en la economía de plataformas es el marco regulatorio”, afirmó Urbiola.

De esta forma, “los bancos tienen ciertas restricciones para desarrollar actividades no financieras, que a veces tienen que realizar a través de subsidiarias separadas, y esto puede dificultar la integración de los servicios financieros y no financieros”, indicó. Además, las entidades “enfrentan la carga adicional de regulación y supervisión de la aplicación consolidada del marco prudencial”. Esto requiere que los grupos financieros apliquen controles con un estándar bancario a la mayoría de las subsidiarias, incluidas aquellas actividades no relacionadas con la captación de depósitos ni la intermediación financiera. “Esto aumenta el coste y el tiempo para innovar, y coloca a los bancos en desventaja frente a los actores no bancarios que sólo están sujetos a regulaciones específicas de su actividad”, en palabras de Urbiola.

Un “marco de competencia justo” requiere normas claras ‘ex-ante’ para las plataformas que tienen un rol de “guardianes” o “puertas de entrada” a la economía digital, y que precisamente eso es lo que pretende hacer la Comisión Europea con la futura ‘Digital Markets Act’.

Así, “un terreno de juego equitativo es esencial para que los bancos se involucren más activamente y tengan éxito en la economía de plataformas”, concluyó.

Pablo Urbiola compartió foro de debate con Teunis Brosens, economista líder de Finanzas Digitales y Regulación en ING; Elisabeth Noble, asesora de la EBA y Jan Boehm, vicepresidente de la European FinTech Association.

Otras historias interesantes