Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El paradigma Teal reinventa la organización empresarial

Autogestión, plenitud y evolución son los pilares fundamentales sobre los que descansan las estrategias basadas en este modelo de gestión.

Entre los méritos del consultor belga Frederic Laloux se encuentra el haber convertido un manual de gestión empresarial en un ‘best seller’ internacional. No en vano, desde que fue publicado en 2014, su libro “Reinventar las organizaciones” es una referencia constante en los foros sobre cómo transformar una compañía o cualquier otra entidad para adaptarse con éxito al nuevo contexto social y económico. En esta obra, Laloux presenta a las organizaciones Teal como el paradigma de las estructuras capaces de sobrevivir y salir reforzadas de esta época tan cambiante en la que nos encontramos. Pero ¿cuáles son exactamente sus características?

A grandes rasgos, estas entidades son aquellas en las que la forma de trabajar se inspira en los principios de la naturaleza, para lo cual entienden su estructura como la de un organismo viviente, en continua evolución y desarrollo. En este sentido, todos los miembros se guían por un propósito común y son conscientes de que la unión de su energía y potencial creativo determinará el futuro del ecosistema. Por esta misma razón, a la hora de tomar una decisión se considera la opinión de todas las personas afectadas por la misma.

En la práctica, esa definición se concreta en tres principios esenciales que rigen la actuación de todas las organizaciones Teal:

Autogestión

No es necesario estructurarse en torno a una jerarquía concreta ni aplicar un modelo piramidal, sino que se opera con un sistema basado en las relaciones entre pares. La toma de decisiones se lleva a cabo a través de la consulta a los principales afectados, implicándoles directamente en el proceso.

Plenitud

A diferencia de los modelos tradicionales en los que el componente profesional prevalece sobre los aspectos emocionales, en las organizaciones Teal existe un conjunto coherente de prácticas que invita a los trabajadores a reclamar su integridad como personas y les permite realizar sus tareas de manera comprometida como seres completos, realizados y libres. Para ello, la inteligencia emocional y las sensaciones de la plantilla son tenidas en cuenta en el desarrollo del trabajo.

Evolución

En lugar de fijar predicciones y sistemas de control a través de un cumplimiento riguroso de planes, presupuestos y metas, una organización Teal basa su estrategia en una observación permanente del entorno y en cómo se puede interactuar con él de la mejor forma posible. Todos los miembros están invitados a escuchar y entender qué es lo que se persigue, por lo que es un proceso de descubrimiento constante a través de prácticas ágiles. Paradójicamente, al concentrarse menos en el resultado final y en el valor para los accionistas, generan resultados financieros que a menudo superan los de sus competidores.

Según Laloux, nos encontramos en los umbrales de esta nueva forma de organización que, de acuerdo a la investigación antropológica, podría ser un paso natural en un proceso que comenzó hace más de 100.000 años y que ha ido atravesando distintas etapas. En el pasado, ya hemos sido testigos de transformaciones que han logrado mejorar los distintos modelos de gestión, pero una vez que el paradigma Teal se extienda es probable que miremos hacia atrás y encontremos “alienantes e insatisfactorias” las formas y prácticas organizativas de finales del siglo XX y principios del XXI.

Para el autor de “Reinventar las organizaciones”, el desarrollo de una organización de este tipo requiere necesariamente dos condiciones:

  1. El máximo ejecutivo debe tener una visión del mundo integrada y cercana al paradigma Teal. Además, lo idóneo sería que algunos de sus colegas cercanos compartan esa misma perspectiva.
  2. Los propietarios de la organización también deben comprender y aceptar las visiones del mundo Teal. De lo contrario, aunque los miembros de la junta cedan la gestión a un líder Teal, lo más seguro es que se empeñen en recuperar el control a través de un modelo jerárquico en el momento en el que deba tomarse una elección crítica o se atraviese una situación delicada.

Otras historias interesantes