Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Préstamos 03 ene 2018

Empezar el año cumpliendo la meta de estudiar una maestría o postgrado

Todo comienzo de año trae nuevas motivaciones para lograr esas metas y propósitos que más se quieren cumplir. Y si se trata del caso de lograr la excelencia académica, invertir en educación con cursos de postgrado o maestrías siempre será una buena idea.

Tomar la decisión de complementar la educación con cursos que mantengan actualizadas las habilidades laborales debe ser visto como una inversión. Con seguridad, casi en todos los casos el estudio se traducirá en un mejor ingreso a futuro y, por lo tanto, mejores condiciones de vida y bienestar.

Entre los principales beneficios a corto plazo asociados a seguir estudiando están los de conseguir una mejora de rentabilidad, lograr una mayor competitividad en el puesto de trabajo y mejorar la empleabilidad y la confianza en uno mismo. Además, se logra mantener las habilidades actualizadas y la flexibilidad para enfrentar y adaptarse a nuevos escenarios en el ambiente de trabajo, incluso para cambiar de carrera si fuera necesario.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, las personas con postgrados pueden ganar hasta 30% más que sus colegas que solo tienen un título o un bachillerato. Se estima que la inversión realizada en, por ejemplo, un MBA, se recupera en ocho años, que comparado con el tiempo de vida laboral promedio de 40 o 45 años, lo vuelve una buena inversión.

Si bien son muchas las consideraciones que se deben tener en cuenta para escoger un posgrado, hay algunas que son indispensables:

1. Reconocer las necesidades y situación en términos de recursos materiales y tiempo que se puede dedicar.
2. Una buena búsqueda de la oferta disponible de acuerdo con los intereses y lo que se pretende obtener al estudiar: ¿más dinero, reconocimiento, relaciones (‘networking’), flexibilidad laboral, mayor empleabilidad, conocimiento por sí mismo?
3. Procurar el disfrute. Para realizar un esfuerzo tan grande es importante ser capaz de sentir satisfacción, sino se puede aburrir y no aprovecharlo o incluso no terminarlo.
4. Asegurar de que el curso tenga algún valor agregado: que no sea una maestría en la que se aprenda lo que ya se sabe.
5. Que esté alineado con las capacidades del estudiante para que no sea demasiado difícil.
6. Que el plan de estudios sea tal que una persona pueda cumplirlo sin dejar de dormir o mudarse a la oficina para terminar los trabajos y las lecturas durante las noches.
7. Buscar cómo financiarlo.

BBVA Continental ofrece distintos préstamos de estudios adecuados a las distintas necesidades de los clientes. En su oferta se pueden encontrar financiamientos en soles y dólares para diplomados, especializaciones, maestrías y doctorados, a nivel nacional o extranjero.

Si bien el primer paso para lograr la excelencia académica es la motivación, el segundo es convertirlo en realidad y qué mejor que un inicio de año para lograr todo lo que se propone y continuar el camino con éxito.

Otras historias interesantes