Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 18 ago 2015

Emprendimiento social: qué es, cómo tributa y cómo se puede conseguir financiación

En los últimos tiempos la financiación de determinados proyectos sociales se ha visto reducida y ha surgido la necesidad de encontrar otras vías para tratar de resolver algunos problemas que afectan a nuestra sociedad, desde diferentes organizaciones. Vamos a ver un poco más en profundidad el emprendimiento social, qué es, como tributa y cómo puede conseguir financiación.

Se podría definir el emprendimiento social como el uso de estrategias empresariales y comerciales propias del sector privado para dar respuesta a necesidades sociales o resolver un problema social. Se trata de utilizar los mecanismos que se aplican en las corporaciones y empresas para tratar de dar respuesta a una necesidad de nuestra sociedad.

¿Qué es una empresa social?

Según la Unión Europea, para que una empresa sea considerada social tiene que cumplir una serie de puntos, como los siguientes:

  • Son empresas para las que el objetivo social de interés común es la razón de ser de la acción comercial, que se traduce a menudo en un alto nivel de innovación social.
  • No reparten dividendos ni beneficios, que se reinvierten en la realización de este objetivo social.
  • Tienen un modo de organización o régimen de propiedad basado en principios democráticos o participativos u orientados a la justicia social, son reflejo de su misión.

Además hay algunos aspectos que son fundamentales para este tipo de empresas. Tienen que ser empresas sostenibles financiera y económicamente, que no dependan de subvenciones para sacar adelante sus proyectos. También la mano de obra recibe un salario mejor que las condiciones de trabajo estándar. Por último, buscan enfocar el talento y la formación de una parte de la población a favor de la generación de empleo en estructuras destinadas al bien común.

El emprendedor social busca poner el talento y la innovación al servicio del cambio social. El emprendedor social no busca sólo solucionar un problema inmediato, sino transformar el entorno para que deje de ser un problema, buscar soluciones disruptivas que al final consigan generar un modelo sostenible a lo largo del tiempo.

Cómo puede conseguir financiación el emprendimiento social

Existen diferentes modos de financiar una empresa social. Por lo general, están marcados por la creatividad que se ha aplicado en la generación de nuevos instrumentos de financiación, así como por un debate continuo relacionado con la necesidad de crear instrumentos financieros coherentes con las líneas de trabajo de este tipo de empresas. Los más habituales son los siguientes:

  • Fools, family and friends, es decir, amigos y familiares del emprendedor y su entorno. El capital medio para una empresa social está en España en torno a los 7.000 y 10.000 euros. No es raro que este capital inicial llegue de este modo a la empresa social.
  • Capitalización del desempleo, utilizándose como capital semilla para el lanzamiento de la empresa social. Muchas veces basta con este impulso inicial para la puesta en marcha de nuestra idea de negocio social.
  • Microcréditos, que ayudan a la puesta en marcha de este tipo de proyectos, tanto a través de la banca tradicional como de otras plataformas. El microcrédito se ha revelado como una herramienta de gran utilidad para dar la tracción inicial a este tipo de proyectos.
  • Fundraising: se trata de acceder a los fondos de filantropía y capital privado enfocados a la promoción del emprendimiento social y cultural que a la vez buscan un impacto sobre el empleo. Es una herramienta poco desarrollada todavía en nuestro país pero que poco a poco va creciendo y tiene algunas iniciativas interesantes.
  • Crowdfounding, que utiliza el apoyo de la ciudadanía para su financiación a través de una plataforma que, muy centrada en la movilización social y el apoyo de las redes, posibilita la atracción de pequeños capitales a cambio de recompensas “simbólicas”. Un ejemplo de este tipo de plataformas es Goteo.
  • Ecosistema de Premios, siendo cada vez más habitual encontrar una categoría de emprendimiento social donde nuestro proyecto puede competir y captar pequeñas cantidades que le permitan financiarse.
  • ENISA, la empresa pública para la financiación de empresas ha incluido recientemente un apartado específico para la financiación del emprendimiento social.
  • Fondos de Impact Investment, fondos de impacto social como Creas, Vivergi, Meridia Capital y también Momentum Social Investment, de BBVA, en el que se han invertido más de 8 millones en 19 empresas sociales.

¿Cómo tributa la empresa social?

Por lo que respecta a la tributación de este tipo de empresas, lo cierto es que un campo muy complejo que depende de diferentes factores. Mientras que en el IVA, por ejemplo, están obligadas como cualquier otro tipo de empresas; en el impuesto de Sociedades o impuestos locales, pueden tener una serie de beneficios y exenciones dependiendo de cómo estén constituidas, si son o no fundaciones, si se han creado como cooperativas, etc.

En todo caso, hay que considerar que son empresas que no tienen beneficios o que los que obtienen los revierten en la propia empresa, algo que también tiene un tratamiento fiscal favorable en muchas autonomías, porque parte de la tributación está condicionada por la legislación autonómica y local. De hecho, este aspecto fiscal requiere de un buen asesoramiento antes de constituir la empresa para poder tener un tratamiento lo más favorable posible.

Otras historias interesantes