Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Blockchain 05 jul 2021

En qué consisten las DeFi o finanzas descentralizadas

BBVA-DeFi-finanzas-descentralizadas-tipos-inversion

Las finanzas descentralizadas son un conjunto de aplicaciones basadas en redes ‘blockchain’ que, en principio, no necesitan de intermediarios para funcionar. El auge de estos productos financieros, que tienen características similares a los servicios tradicionales, podría cambiar en cierta medida el sector de las finanzas y trae consigo oportunidades y desafíos.

El interés en las criptomonedas y las finanzas descentralizadas (DeFi) aumentó drásticamente durante la pandemia, según el Foro Económico Mundial. “Las finanzas descentralizadas tienen como objetivo transformar las formas tradicionales de financiación mediante la reconstrucción y reinvención de los servicios”, indica el organismo. Pero, ¿qué son exactamente las finanzas descentralizadas? ¿Cómo funcionan? ¿Qué ventajas, inconvenientes y desafíos plantean?

Javier Ibáñez, cofundador de Alastria y director del FinTech Legal Observatory de la Universidad Pontificia de Comillas, explica que las finanzas descentralizadas son “contratos financieros (préstamo e inversión, sobre todo) con soporte o forma ‘blockchain’, y por tanto anotados en una cadena de bloques inmutable”. El ‘blockchain’ o cadena de bloques es una base de datos de la que todos los usuarios guardan una copia. Es decir, es un libro de registro inmutable que contiene la historia completa de todas las transacciones que se han ejecutado en la red.

“Se trata de una enorme base de datos repartida entre muchos actores, segura gracias al cifrado y que puede aplicarse a cualquier tipo de transacción”, indica Sergi Simón, coordinador de los programas de Gestión de Riesgos de la escuela de negocios EALDE. El experto explica que las finanzas descentralizadas se refieren a un conjunto de aplicaciones que pretenden crear “un sistema financiero abierto, más transparente, más seguro y fuera del control de intermediarios”.

Tal y como explican desde la compañía Finanzas Descentralizadas, las DeFi son “un conjunto de sistemas que permiten intercambiar valor (‘tokens’) de un punto A a un punto B (entre monederos) sin intermediarios”. Cada proyecto de finanzas descentralizadas es diferente y ofrece determinadas características, riesgos y oportunidades. Las finanzas descentralizadas, según el profesor Ibáñez, “funcionan con soporte DeFi pero producen efecto legal de la misma forma que los contratos tradicionales de financiación”.

BBVA-DeFi-finanzas-descentralizadas-tipos-innovacion-fintech-ilustracion

La forma de implementar este tipo de finanzas es mediante aplicaciones descentralizadas que se desarrollan en redes de cadenas de bloques públicas como Ethereum. Entre los casos de uso estarían los préstamos, el intercambio de monedas o la ganancia de intereses. El programador Juan Nuvreni pone un ejemplo en un vídeo publicado en Youtube para ayudar a entender su funcionamiento: “Por un lado, tenemos un prestamista que deposita sus criptomonedas en una plataforma de DeFi manejada por un ‘smart contract’ y todos los meses recibe una tasa de interés por mantener su cripto en esta plataforma”. Por otro lado, estarían los prestatarios, es decir, personas que quieren obtener un préstamo y usan la misma plataforma para obtener criptomonedas.

“Cuando quieren pagar ese préstamo, también pagan un interés por haber usado la plataforma y de esa forma el prestamista y el prestatario interactúan con estos protocolos y ganan y pagan respectivamente una tasa de interés variable sin tener que negociar ningún término entre ellos”, señala Nuvreni. Según cuenta, todo se conduce por un algoritmo dentro del ‘blockchain’ que “maneja las tasas de interés y los precios de los colaterales”.

Entre las ventajas de las finanzas descentralizadas, Ibáñez menciona que “el soporte es seguro, rapidísimo y muy barato”. Pero también tienen algunos inconvenientes. Por ejemplo, según subraya, el usuario debe conocer mínimamente el funcionamiento de esta tecnología y formarse, “al igual que pasó con Internet”. “Sobre todo, en materia de acceso a las redes e identidad digital, necesaria para operar y gestionar la propia cartera de inversiones. De lo contrario, tendrá que hacerlo un tercero a mayor coste”, señala.

Otro de los desafíos a tener en cuenta es el de la regulación. “Si bien las DeFi tienen el potencial de transformar el sistema financiero, carecen de un panorama de políticas claro que pueda ayudar a acelerar los beneficios y mitigar los riesgos”, indica en un comunicado publicado en junio el Foro Económico Mundial. Este organismo ha elaborado un kit de herramientas para guiar a las autoridades en la creación de políticas relacionadas con las finanzas descentralizadas.

Las DeFi podrían cambiar en cierta medida el sector de las finanzas: “Habrá muchos menos intermediarios como los actuales y surgirán otros pocos más especializados, como los custodios de claves criptográficas, necesarias para operar, o los gestores de plataformas”. Estas finanzas cada vez se utilizan más, según asegura Ibáñez: “Es el futuro y es irreversible. En pocos años dominarán previsiblemente el mercado financiero por las ventajas aportadas”.

Otras historias interesantes