Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Salud y bienestar 18 oct 2019

BBVA promueve la captación de fondos contra el cáncer de mama a través de Bizum

Como cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. Una efeméride que recuerda el compromiso de toda la sociedad en la lucha contra el tumor maligno más frecuente entre la población femenina. BBVA apoya esta causa y a través de una campaña ofrece a los clientes la posibilidad de realizar donaciones vía Bizum para la Asociación Española Contra el Cáncer. Además, un lazo rosa iluminará la sede del banco en Madrid, Ciudad de México y Lima.

En 2019 se diagnosticarán solo en España más de 33.300 nuevos casos de cáncer de mama y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) busca concienciar a la sociedad de la importancia de la investigación y el diagnóstico precoz de esta enfermedad, que afecta a una de cada ocho mujeres a lo largo de la vida.

Por todo ello, el 19 de octubre es el día en el que la mayor parte del país se tiñe de color rosa para, precisamente, recordar ese compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad.

BBVA pone en marcha desde este día y hasta el 19 de noviembre una campaña con el objetivo de recaudar fondos y destinarlos a la Asociación Española Contra el Cáncer. Los clientes que quieran colaborar podrán realizar sus donaciones a través de la ‘app’ o la web de BBVA. Simplemente tienen que acceder a Bizum, pulsar sobre ‘Aportar a una causa solidaria’, introducir el código 33488 y la cantidad que deseen aportar. 

Octubre es el mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama. Un mes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica, de forma íntegra, a la lucha contra esta enfermedad. Mediante varias campañas de salud, remarca la necesidad de aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos de quienes padecen esta patología.

La detección temprana, clave en la lucha contra esta enfermedad

Una enfermedad cuya incidencia ha aumentado en un 7,5% desde el año 2012. La detección precoz es, junto a la investigación, clave para que este tumor sea uno de los que más supervivencia tienen: cerca de un 90%. Según recomienda la AECC, es conveniente que a partir de los 40 años las mujeres se realicen revisiones cada uno o dos años. Ya a partir de los 50 años, es aconsejable que ellas, de manera periódica cada año, se hagan un cribado, que consiste en la realización de pruebas diagnósticas para poder prevenir o detectar a tiempo.

Por otro lado, los especialistas recomiendan a todas las mujeres mayores de 20 años que realicen una autoexploración mamaria cada mes. Después de cumplir los 25, lo más adecuado es que un doctor especialista explore sus mamas de forma frecuente; mientras que, a partir de los 40 años, es conveniente una mamografía de forma periódica. Cualquier cambio significativo en los senos debe ser razón suficiente para acudir con rapidez al médico, única persona capacitada para valorar por medio de pruebas específicas si se trata de un cáncer de mama.

Cómo avanza el tratamiento

Toda esa información es esencial para diagnosticar precozmente y tratar la enfermedad. Los avances en el tratamiento han conseguido aumentar la supervivencia en un 20% respecto a la década de los 70. Por tanto, la investigación sigue siendo clave para ir aumentando paulatinamente el número de pacientes que se curan de la enfermedad: han pasado de un 70% al 90%  de los casos, cinco años después del diagnóstico y tratamiento del tumor.

Otras historias interesantes