Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus Act. 08 abr 2020

Cómo gestionar la economía doméstica y anticiparse a imprevistos por el COVID-19 desde casa

La crisis sanitaria del coronavirus está poniendo de manifiesto lo importante que es la gestión y la planificación financiera para poder afrontar episodios negativos como el que se está viviendo. En un difícil momento como el actual, en el que el estado de alarma limita los desplazamientos en algunos países como España, es muy importante poder continuar gestionando los presupuestos familiares, los recibos, o anticiparse a desembolsos imprevistos de una manera fácil, sencilla y rápida. Para acometer estos retos, BBVA pone al alcance de sus clientes en España diferentes funcionalidades para gestionar y monitorizar sus finanzas en remoto y así ayudar a hacer frente a esta situación.

Los clientes de BBVA en España disponen de varias soluciones que les permiten gestionar mejor sus finanzas personales y les facilitan su día a día durante el confinamiento. Estas funcionalidades –Mi día a día, Mis Presupuestos, Movimientos previstos, Mis Metas y Programa tu Cuenta– están disponibles en la ‘app’ o web del banco y ofrecen al cliente sugerencias sobre cómo mejorar su economía doméstica y anticiparse a imprevistos.

Mi día a día permite al cliente visualizar los gastos e ingresos ordenados en categorías y subcategorías, lo que resulta útil para planificar y tomar decisiones a la hora de enfrentarse a posibles gastos no previstos durante esta cuarentena.

Esta funcionalidad, intuitiva y muy fácil de usar, brinda al cliente información muy visual acompañada de gráficos -seleccionables por rango de fecha,- y de etiquetas, que ayudan al cliente a tener el control total de sus cuentas y tarjetas de forma actualizada.

Por otro lado, Mis presupuestos, gracias a la información recogida por Mi día a día, permite a los clientes asignar un importe máximo que está dispuesto a gastar en cada categoría. Este servicio facilita que no se exceda en gastos en categorías que el cliente considera innecesarias durante las semanas de confinamiento.

Para crear un presupuesto, el cliente debe de elegir una categoría de gasto y una cantidad máxima, así como la duración del presupuesto para el mes o para todos los meses a partir de ese momento. Una vez ordenados los presupuestos, la pantalla muestra una barra de progreso y un porcentaje del gasto real respecto a la cantidad total marcada como límite para el mes. Asimismo, cuando el cliente se encuentra cerca de alcanzar el presupuesto o lo ha alcanzado, la funcionalidad le envía una alerta.

Movimientos previstos ofrece al cliente de BBVA un calendario predictivo que adelanta los movimientos esperados en el mes en curso y en el siguiente. Esta herramienta, que se nutre de ‘big data‘ e inteligencia artificial, permite conocer la cantidad que va a suponer la factura de la luz, agua o gas o el seguro del coche o del hogar si lo tenemos fraccionado, entre otros ejemplos. Estos datos pueden ser exportados fácilmente por el propio cliente con el objetivo de tener bajo control sus finanzas personales o por si el usuario lleva la contabilidad en alguna otra aplicación.

Estos movimientos son simples predicciones basadas en el histórico del cliente, que no tienen por qué coincidir con movimientos futuros reales.

Y por último, Mis metas. Esta funcionalidad permite crear un objetivo de ahorro y destinar dinero de forma periódica o puntual, según la necesidad de cada cliente, hasta cumplir con el objetivo deseado. Este servicio facilita al cliente cumplir con un objetivo cómodamente para poder optar a ese dinero y usarlo ante eventualidades producidas por el COVID-19.

Las reglas de Programa tu Cuenta para controlar el gasto

BBVA estrenó el año pasado Programa tu cuenta, un servicio compuesto por seis reglas que ayudan al cliente a gestionar de manera automatizada sus cuentas evitando, con ello, que tenga que estar siempre pendiente de ellas.

Una de estas reglas es ahorro a fin de mes. En esta regla, el cliente puede traspasar automáticamente a una cuenta de ahorro un porcentaje de lo que le haya sobrado. Esta regla, por tanto, ayuda al cliente a ahorrar de forma pasiva mes a mes en otra cuenta, para no destinar su dinero en gastos cotidianos y disponer de liquidez inmediata en caso de existir un imprevisto.

Otra regla que puede resultar de gran utilidad durante las semanas de cuarentena es el ahorro en presupuestos. Con ella, el cliente puede traspasar a otra cuenta cada fin de mes lo que le haya sobrado de los presupuestos que ha configurado previamente. De esta forma, y de manera automática, el cliente puede hacer crecer el saldo de su cuenta de ahorros sin apenas notarlo.

Otras historias interesantes