Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

‘Dropshipping’: ¿El futuro del comercio ‘online’ tras el COVID-19?

Teresa Andrés Blanco (BBVA Creative)

Esta modalidad de ‘ecommerce’ no requiere de inventarios ni de ‘stock’ de productos. Tan solo disponer de una ‘web’ desde la que el emprendedor muestra lo que vende, y de un proveedor que distribuye las posibles ventas. La paralización de algunas actividades por el coronavirus podría hacer que el ‘dropshipping’ sume más seguidores durante la crisis sanitaria. En este sentido, BBVA ha lanzado un programa formativo para ayudar a los comercios en España a vender a distancia, sea cual sea la modalidad por la que opten. Una iniciativa que nace con el objetivo de que generen ingresos y reduzcan el impacto de la pandemia en sus resultados.

Una vez que finalicen las cuatro fases de la desescalada, todo habrá cambiado. Aunque existen empresas que se están reinventando, otras es posible que opten por nuevos modelos negocio tras el confinamiento o, incluso, que ya los hayan puesto en marcha desde casa.

Son muchos los empresarios que en los últimos años han trasladado los escaparates de las tiendas físicas a las ventanas ‘online’ para hacer llegar sus productos a todo el mundo. Paralelamente a esto también han surgido modalidades de comercio electrónico como el ‘dropshipping’, en donde lo físico deja paso a la virtual en su totalidad.

Esta modalidad de comercio digital está basada en la sencillez. Consiste en crear una tienda ‘online’ en donde el propietario actúa siempre como intermediario entre cliente y el proveedor del producto que se vende a través de la ‘web’. ¿El motivo? El emprendedor nunca llega a tener el ‘stock’ en un inventario ni se encarga del transporte de la compra.

Una vez creada la marca, el sitio ‘web’ y los productos que interesa poner a la venta, lo más importante es contar con un proveedor de confianza para asegurar la entrega del pedido al cliente en los plazos establecidos, así como evitar posibles roturas de ‘stock’.

Este modelo de negocio se caracteriza por ser una venta cerrada, es decir, se realiza desde el principio hasta el fin desde la ‘web’ de la marca. Esto permite al propietario controlar en todo el momento el proceso y obtener conclusiones, además de establecer el precio del producto.

BBVA ayuda al pequeño comercio en España a vender a distancia

Con el objetivo de que los negocios impulsen la venta a distancia por canales digitales, BBVA ha ofrecido a sus clientes un programa formativo profesional y gratuito para aprender los tres pasos clave para empezar a realizar este tipo de venta con efectividad.

Esta iniciativa, para la que se recibieron más de 600 inscripciones en tan solo tres horas, ha consistido en diez sesiones ‘webinar’ de 45 minutos donde expertos en ‘ecommerce’, marketing y comunicación digital han enseñado a los clientes cómo vender por redes sociales como Instagram, Facebook o Whatsapp, así como por canales como Google, Amazon y Mailchimp. También han aprendido cómo funcionan las alternativas de medios de pago a distancia y cuáles son las claves de una buena logística.

Además de ayudar a los comercios a afrontar esta nueva situación, BBVA pone a disposición de sus clientes empresariales soluciones para facilitar el cobro de sus ventas a distancia que les permitirán hacer frente a las distintas fases de desescalada tras el coronavirus.

Otras historias interesantes