Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 24 jun 2020

Los nuevos procesos de desarrollo de ‘software’ garantizan la calidad de servicio de BBVA durante la crisis sanitaria

La estrategia de desarrollo digital por la que BBVA apostó hace ya varios años está contribuyendo a facilitar la gestión digital de las finanzas de los clientes. La implementación de las metodologías de trabajo ágiles, las prácticas DevOps -coordinación de diferentes equipos durante el desarrollo del ‘software’- y una perspectiva global, han sido clave para que las soluciones digitales aporten valor y sean escalables, tanto entre las unidades de negocio como entre países. Gracias a la apuesta de BBVA por la tecnología y estas formas de trabajar, el banco ha podido garantizar la calidad en el servicio, adaptar su forma de trabajar -con un 90% de la plantilla en remoto- y, a la vez, aumentar la capacidad de respuesta.

La apuesta de BBVA por desarrollar servicios basados en datos se materializa en las más de 700 funcionalidades disponibles para todos los usuarios en la ‘app’ de BBVA, como BBVA Valora o Mis Movimientos previstos. Gracias a las metodologías de trabajo implantadas, el banco es capaz de reducir los tiempos de lanzamiento de nuevas soluciones al mercado, al mismo tiempo que ofrece un servicio de calidad para todos sus clientes a nivel mundial.

Concretamente, más de 40 equipos trabajan en desarrollar mejoras en la web y ‘app’. Desde 2014, lo hacen con metodologías ágiles y una perspectiva global. El éxito de las aplicaciones digitales de BBVA no sería una realidad sin la transformación en la forma de desarrollar ‘software’.

Dicha transformación ha sido especialmente relevante durante las últimas semanas, y ha permitido a los equipos seguir desempeñando su trabajo en remoto. En BBVA, esta nueva forma de trabajar se traduce en que la transversalidad y el trabajo colaborativo entre diferentes áreas y equipos son clave para encontrar y arreglar errores con mayor rapidez. Con ello, se mejora la calidad del ‘software’ y se reduce el tiempo que se tarda en validar y publicar nuevas versiones de la aplicación.

Automatización e infraestructura escalable en la nube

Esta filosofía de trabajo no se limita exclusivamente a desarrollo de ‘software’ pensando en el resultado, o en lo que el cliente espera, sino que se trata de entregar productos y mejoras de una manera más rápida e ir creciendo de manera constante. Para poder lograrlo, en BBVA se está implementando la metodología DevOps: una cultura de desarrollo basada en la colaboración del equipo y la automatización del trabajo dentro del proyecto. Un cambio de mentalidad en la forma de trabajar de los equipos.

Esa metodología está basada en la automatización completa, con una infraestructura escalable en la nube, unos procesos rápidos de construcción y despliegue y, sobre todo, una batería de pruebas automáticas que garanticen que el resultado final sea de calidad. Las diferentes herramientas DevOps ayudan para labores como compilar el código, verificar la calidad del mismo, realizar pruebas unitarias, actualizar el entorno de trabajo, avisar de una nueva versión liberada, etc.

Actualmente, el equipo DevOps de los canales digitales de BBVA España en la web y la ‘app’ de BBVA está ejecutando más de 17.000 horas de ‘testing’ automático al mes con cerca de 3,5 millones de pruebas. Además, se están integrando más de 200 cambios de código en cada versión de las aplicaciones, lo que permite al banco seguir avanzando en su transformación.

Infraestructura segura ante al aumento de uso de los canales digitales

Durante estos últimos meses, BBVA ha impulsado el uso de sus canales digitales y ha potenciado su capacidad para que sigan operando al 100%. Concretamente, el banco ha desplegado con más frecuencia versiones de la web de bbva.es y de la ‘app’ sin causar ninguna indisponibilidad, mientras que se ha absorbido el aumento considerable de uso de los canales digitales gracias a la infraestructura segura y escalable en la nube de Amazon (AWS).

En la actualidad, uno de cada tres nuevos clientes eligen canales digitales para comenzar su relación con BBVA. Darles un servicio de calidad, brindándoles las mejores funcionalidades de forma rápida y segura, sin que por ello se vea mermado el servicio es la mejor credencial para asegurarles una experiencia única.

Otras historias interesantes