Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciberseguridad 15 jul 2020

Roberto Ortiz: “El factor humano es una herramienta fundamental para proteger a las empresas”

La incertidumbre originada por la COVID-19 ha provocado un aumento de los ciberataques contra personas en España. Ante esta situación, BBVA ha organizado en los últimos meses diferentes ‘webinars’ para ofrecer consejos prácticos a clientes y no clientes y así elevar el nivel de alerta entre el público general para evitar caer en fraudes a través de internet. Durante estos eventos virtuales, en los que han participado diferentes miembros del equipo de Ciberseguridad de BBVA, incluido Roberto Ortiz, responsable global de Cultura y Formación en seguridad de BBVA (People Information Security), se ha puesto de manifiesto la necesidad de formar, informar y concienciar sobre este tipo de ataques para proteger la identidad y las finanzas de los usuarios de la red.

“La situación generada por la COVID-19, donde han convivido durante meses, la incertidumbre y el miedo con sobreexposición a noticias, en muchos casos falsas, ha generado el caldo de cultivo perfecto para que los ciberdelincuentes aprovechen esta oportunidad y engañen a las personas”, concluía Roberto Ortiz en uno de los eventos virtuales organizados por la entidad.

Según la Agencia Europea para la Ciberseguridad (ENISA), el ‘phishing’ ha crecido un 600% en los últimos meses con la COVID-19, lo que pone de manifiesto la importancia que tiene la educación a la hora de evitar este tipo de ciberataques. “La situación generada por la pandemia está siendo aprovechada por los ciberdelincuentes para aumentar el alcance de los ataques de ingeniería social realizados a través de correo electrónico, mensajes SMS, sistemas de mensajería instantánea y redes sociales”, comentaba Roberto Ortiz.

“En esta nueva etapa de la ciberseguridad, el factor humano es una herramienta fundamental para proteger a las empresas. Las personas son necesarias para formar parte de los equipos multidisciplinares que nos van a ayudar a luchar contra la delincuencia organizada”, aseguraba el responsable de Cultura y Formación en seguridad de BBVA.

Durante el confinamiento, alrededor de 15.000 trabajadores de BBVA han realizado cursos de formación relacionados con la ciberseguridad para ayudarles a proteger sus dispositivos personales, de trabajo y los de su hogar. Además, la entidad ha celebrado recientemente su Cyberweek, del 6 al 9 de julio, llena de talleres y conferencias para que trabajadores y sus hijos continúen adquiriendo hábitos más seguros en el mundo digital.

Los riesgos del teletrabajo

La pandemia de la COVID-19 ha obligado a muchas empresas a la generalización del teletrabajo o trabajo en remoto y la necesidad de emplear mecanismos de conexión y comunicación (acceso remoto a los sistemas de la organización, aplicaciones de videoconferencia,…). “Esta situación ha supuesto también un incremento de la superficie de exposición donde los datos de la empresa y la integridad de sus sistemas se puede ver más afectados” advertía el experto de la entidad.

“Las medidas técnicas de seguridad de las que disponemos cuando trabajamos en la oficina no son quizás las mismas que cuando lo hacemos desde casa. Por ello, debemos prestar especial atención a la configuración de la ‘wifi’ del hogar, y mantener diferenciados, en la medida de lo posible, las cuentas de usuario y los dispositivos corporativos de los personales. No debemos tampoco descuidar la privacidad de nuestras conversaciones, teleconferencias y documentos de trabajo”.

Recomendaciones para evitar posibles ciberataques

Los dispositivos electrónicos son la puerta de entrada para los ciberdelincuentes. “Cada día tenemos más dependencia de los dispositivos que nos permiten estar conectados, por ello es fundamental mantenerlos actualizados y contar con programas que nos ayuden a garantizar una seguridad adecuada como pueden ser los antivirus. Si combinamos esto con comportamientos adecuados en el mundo digital, podemos ser capaces de evitar la eficacia de los ataques perpetrados por los ciberdelincuentes”, aconsejaba el portavoz de la entidad.

“Cuando se accede a un sitio web, es recomendable hacerlo tecleando la dirección en el navegador, en vez de hacerlo a través de enlaces recibidos por correo electrónico, SMS o cualquier otro canal. Así tenemos la garantía de que accedemos al sitio oficial. En cualquier caso, si accedemos a un sitio web a través de un enlace recibido por correo electrónico, SMS u otro canal hay que evitar introducir datos personales o datos de medios de pago ya que podría tratarse de un sitio cuya identidad ha sido suplantada”.

La revisión periódica de las cuentas bancarias permite controlar los movimientos de manera más efectiva. Si se observa alguna operación extraña, el usuario debe ponerse inmediatamente en contacto con el departamento de atención al cliente de su banco para solucionarlo. “En caso de ser cliente de BBVA, es recomendable que sepa que el banco nunca solicita información personal ni bancaria a sus clientes por email o SMS”, concluía el portavoz del banco.

Otras historias interesantes