Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 22 dic 2017

En esta Navidad, compras ciberseguras

Se acercan las vacaciones de Navidad y, con ellas, los regalos para familiares y amigos. Con el fin de evitar largas esperas a la hora de pagar los artículos, cada vez es más común realizar las compras por internet. Y como consecuencia del auge del comercio electrónico, se ha disparado el número de tiendas ‘online’ fraudulentas.

El pasado mes de marzo, la página web española Planetatv.es recibió múltiples demandas judiciales por robar a 2.000 personas un total de 6 millones de euros. Según explican los afectados, nunca recibieron el producto que compraron a través de esta página.

Por su parte, las redes sociales se han convertido en espacios idílicos para efectuar ventas ilegales. Facebook suele ser la plataforma estrella de los ciberdelincuentes y de sus falsas tiendas ‘online’. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) comunicó el pasado mes de agosto que diversos anuncios en esta red social intentaban redirigir a los usuarios a páginas web fraudulentas valiéndose de suculentos descuentos en ropa y calzado.

compras-seguras-bbva-uno

Las redes sociales que gozan de mayor audiencia suelen ser los espacios favoritos de los delincuentes para atraer víctimas.

Cómo saber si una tienda ‘online’ es segura

Con objeto de evitar ser víctimas de una estafa al realizar las compras por internet, es necesario conocer el formato que adoptan las páginas web legítimas:

  • Ofrecen la información completa del comercio. Si no aparecen todos los datos de la tienda ‘online’ en alguna pestaña de la página, hay que desconfiar de esa web. Nombre, razón social, domicilio y número de identificación fiscal es la información que sí aportan los comercios oficiales.
  • Exponen en la home de la página el uso de cookies.
  • La dirección de la página web comienza por https. Además, a la izquierda del enlace el dominio debe notificar que “Es seguro” y tiene que incluir un candado cerrado.
  • Siempre proporcionan un número de teléfono de contacto y muestran su política de envío y devolución.
  • No venden productos con grandes y sospechosos descuentos.
  • Muestran imágenes de alta calidad y no contienen errores tipográficos.
  • Disponen de varios métodos de pago. Hay que desconfiar de aquellas tiendas online que parecen ofrecer varias opciones y, a la hora de pagar, solo permiten hacerlo mediante tarjeta de crédito.

Otras historias interesantes