Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Internet 10 jul 2018

Las estafas más comunes en Facebook y cómo protegerse de ellas

En las redes sociales no todo es lo que parece. Es necesario informarse para evitar engaños con técnicas de ingeniería social.

Leer más consejos sobre seguridad

Las redes sociales se han convertido en un escenario en el que los cibercriminales suelen hacer acto de presencia tratando de engañar a los usuarios para que pinchen en sus enlaces maliciosos. Se les llama maliciosos porque no se trata de un ‘link’ cualquiera, sino que está preparado para redirigir al internauta hacia páginas falsas que tratan de suplantar sitios conocidos, hacia formularios en los que pretenden recoger datos personales o incluso hacia descargas de archivos infectados de ‘malware’ preparado para espiar su dispositivo. Muchas de estas estafas se dan en Facebook.

Pero, ¡que no cunda el pánico!, con unos simples ‘tips’ podrás reconocer fácilmente las estafas más comunes que te puedes encontrar navegando en Facebook y aprenderás a protegerter de ellas.

Sorteos, cupones, premios e increíbles ofertas

No le inviertas dinero bueno al malo, es una verdad universal que cualquiera tiene en cuenta en el mundo físico. Sin embargo, en internet son muchos usuarios los que caen en este tipo de estafas.

En Facebook, además de en otras redes, existen perfiles, páginas y grupos que tratan de suplantar a alguna organización o comercio conocido, aunque también hay algunos que simplemente divulgan este tipo de contenidos. Su modus operandi es el de publicar sorteos, cupones descuento u ofertas tentadoras para los usuarios, casi siempre ofreciendo un enlace a un formulario en el que el internauta debe rellenar sus datos y compartir la publicación con sus amigos.

cupones-facebook-bbva-1

Con estos ejemplos, podrá identificar estafas similares, con la que los cibercriminales tratan de robar sus datos personales o bancarios.

Recuerde también que dando ‘like’ a este tipo de publicaciones o páginas consigue darles credibilidad. No comparta este tipo de timos virtuales y denuncie a Facebook las publicaciones y los perfiles que realizan este tipo de prácticas.

Tiendas de artículos sorprendentemente baratos

En Facebook también es posible caer en estafas de compras, a pesar de no ser un portal dedicado a ello. ¿Cómo? Con la publicidad que se anuncia en la red social, ya que puede ser comprada por cualquier persona y por ello no siempre será publicidad legítima.

descuentos-estafas-2

Si las ofertas son exageradas es un indicio de lo que puede haber detrás.

Si se encuentra publicidad de tiendas con ofertas exageradas, ya es un gran motivo para desconfiar y no hacer clic en la publicación. Sin embargo, si todavía tiene deseos de entrar en dicha oferta, fíjese en si la página que visita empieza por “https” y si tiene un candado verde. También si ofrece diferentes métodos de pago seguro, que sean conocidos por usted, y si tiene buenas críticas en internet. Otro motivo de desconfianza es que la tienda no tenga un contacto real con teléfono y dirección.

Unos ofrecen préstamos y otros los piden

Existe perfiles falsos preparados para realizar estafas. Una de las acciones que más llevan a cabo es la de publicar comentarios en grupos y publicaciones ofreciendo préstamos irresistibles por los cuales hay que ofrecer un adelanto y finalmente nunca llegan, según usuarios estafados.

estafas-facebook-3

La solución pasa por denunciar al perfil y sus publicaciones a la red social.

Ante este tipo de timos virtuales, lo que se debe hacer es nuevamente denunciar el perfil y sus publicaciones a la red social. Si usted necesita un préstamo, no lo va a encontrar en Facebook, acuda a compañías fiables, a bancos como BBVA Bancomer, y asesórese con profesionales.

Pero la historia de los préstamos no termina aquí. También existen perfiles falsos perfectamente montados, con fotografías y publicaciones que parecen ser normales, aunque lo más habitual es que sean robadas de otras personas. Este tipo de usuarios se dedica a contactar con personas para labrar una amistad, a veces incluso relaciones románticas, hasta el punto de ganarse la confianza de su víctima. Es entonces cuando el cibercriminal tras la cuenta se dedica a pedir dinero con pretextos totalmente creíbles, utilizando sus dotes de engaño o seducción para que la víctima acceda.

De la diversión a la sextorsión

Los perfiles falsos que tratan de entablar una relación romántica no solo pretenderán engañar a sus víctimas a través de engaños. Tratarán de hacerlo también extorsionando.

Si los cibercriminales consiguen mantener una relación íntima con el usuario hasta el punto de realizar ‘sexting‘ (envío voluntario de fotos eróticas o pornográficas) tendrán una carta con la que jugar. Amenazarán con hacerlas públicas si no reciben una cantidad de dinero.

millennial-movil-atardecer-sombra-recurso-bbva-

Ante las amenazas y peticiones de rescate de fotografías no habría que ceder, puesto que el delincuente puede seguir pidiendo dinero.

En un caso tan grave como este, no se debe bajo ningún concepto pagar el ‘rescate’ de las fotografías, ya que el cibercriminal podrá seguir pidiendo dinero, pues sigue con las fotografías en su poder. Lo más efectivo será denunciar a las autoridades especializadas en ciberseguridad.

Para evitar caer en este tipo de estafas, lo primero es actuar con sentido común y no aceptar solicitudes de amistad o de mensajes con desconocidos, y menos todavía si su perfil parece preparado para resultar atractivo. La mayoría de estas cuentas están creadas hace pocos días, tienen muy pocas fotos y muy pocos amigos, además de que probablemente no tenga contactos en común con sus víctimas.

Parece un consejo obvio, pero no realizar ‘sexting’ con extraños es más que fundamental. No se puede saber quién está detrás del perfil con el que estamos manteniendo una conversación, ni siquiera aunque nos envíe fotos, ya que probablemente no sean suyas. Una forma de comprobarlo es buscando en Google las imágenes que tiene publicadas en su perfil o las que te envía. Si ves muchas imágenes iguales en diferentes webs, es una foto robada con el objetivo de parecer una persona real.

Nuevas y asombrosas funcionalidades

Otra de las estafas más comunes utilizadas por los cibercriminales en Facebook es la de anunciar nuevas funcionalidades en la red social, alegando que son exclusivas o que se logran con la descarga de una aplicación o extensión del navegador. Las más comunes son las que ofrecen cambiar Facebook de color o activar el botón de “No me gusta”.

Noticias, fotos o vídeos sensacionalistas

Las ‘fake news‘ están a la orden del día en las redes sociales. En Facebook son muy comunes los enlaces a supuestos vídeos o fotografías comprometidas de famosos, al igual que a noticias escandalosas con titulares muy llamativos que resultan ser falsas y redirigir a portales con ‘malware’. Es decir, sitios web que tratan de infectar tu equipo.

La mayoría de estos reclamos prometen imágenes de alto contenido sexual de famosos o relacionadas con la muerte repentina (y falsa) de alguno de ellos.

Anuncios de aplicaciones maliciosas

“¿Quieres saber quién visita tu Facebook?” “¿Quieres saber quién te ha eliminado de redes sociales?” son dos preguntas preparadas para que se instale aplicaciones o extensiones que supuestamente le darán una respuesta a esa curiosidad. Esta es una de las 10 estafas más comunes en la red social que infectan tu dispositivo con ‘malware’ o roban tus datos.

Como podrá comprobar después de informarse en este artículo, estos timos son reconocibles en la red social después de haber visto los ejemplos que le exponemos, ya que todos suelen seguir el mismo patrón. Si aún así necesita más información, visite la página de ayuda sobre estafas de Facebook.

Otras historias interesantes