Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 22 mar 2019

Finlandia quiere formar al 20% de su población en inteligencia artificial

La colaboración entre el gobierno, las universidades y las ‘startups’ es una de las claves para situar a este país nórdico a la vanguardia de una de las actuales disrupciones tecnológicas. El país calcula que actualmente precisa reeducar a un millón de sus ciudadanos para que aprendan nuevos conocimientos y ha lanzado cursos ‘online’ gratuitos.

Finlandia quiere que su bandera ocupe un lugar destacado en el mapa mundial de la inteligencia artificial. Con el fin de lograr ese objetivo, tanto el Gobierno como las universidades y el ecosistema emprendedor del país nórdico han puesto en marcha distintas iniciativas encaminadas a impulsar proyectos basados en algoritmos y aprendizaje automático.

De entrada, en octubre de 2017 Finlandia se convirtió en el primer país europeo en presentar su estrategia nacional de inteligencia artificial. Y tan sólo unos meses después, en junio de 2018, su Ministerio de Empleo y Economía de Finlandia publicó un informe que destacaba la necesidad de proteger y reforzar las habilidades de los profesionales en activo, con el fin de adaptar sus competencias a la era de los algoritmos, la automatización de tareas y otras tendencias digitales. La idea es que la población esté lo suficientemente preparada para asumir nuevas funciones derivadas de la irrupción de la inteligencia artificial y otras tecnologías en el entorno laboral a través de propuestas como minicursos englobados en un plan de formación continua.

Para acometer esta tarea, el gobierno finlandés ha encontrado un gran aliado en las universidades, que ya han iniciado algunas reformas para adaptarse a los nuevos tiempos. Por ejemplo, Lasse Rouhiainen, experto en tecnologías disruptivas y profesor colaborador de la Universidad de Haaga-Helia, señala que el rector de esta institución ya les ha transmitido que en tan solo unos años el centro pasará a denominarse “plataforma de aprendizaje”, ya que además de las carreras tradicionales ofrecerá estos minicursos de diferentes temáticas para jóvenes y adultos, sobre todo orientados a reeducar a los profesionales para responder a las exigencias del cambiante entorno laboral. “Hablamos de una reeducación y de una formación continua cuya impartición se tendrá en cuenta a la hora de otorgar subvenciones a las universidades”, según Rouhiainen.

Inteligencia artificial para todos

Lo que ya es una realidad es un curso ‘online’ sobre inteligencia artificial, de acceso público y gratuito, creado por el Departamento de Informática de la Universidad de Helsinki. Para beneficiarse de esta acción formativa no es necesario poseer grandes conocimientos técnicos, ya que el fin último es introducir a la ciudadanía en los conceptos básicos de esta tecnología, así como crear conciencia sobre sus oportunidades y riesgos y capacitar a la sociedad para que decida por sí misma cuánto y cómo quiere que invierta su gobierno en este campo.

Bajo esas premisas, el objetivo inicial de esta iniciativa, lanzada en mayo de 2018, era enseñar fundamentos sobre inteligencia artificial al 1% de los finlandeses, es decir, a unas 55.000 personas. Pero la buena acogida del plan, que ha recibido el apoyo de gobiernos locales y unas 250 empresas que lo usarán para formar a sus empleados, ha derivado en la preparación de otros futuros cursos que profundicen en las capacidades de la inteligencia artificial y en otras tecnologías. Ahora, el gobierno finlandés calcula que actualmente precisa reeducar a un millón de sus ciudadanos (el 20% de la población) para que aprendan los nuevos conocimientos y habilidades que exige la aplicación de las más innovadoras disrupciones al entorno laboral.

En este mismo contexto, Rouhiainen destaca que las universidades de Haaga-Helia, Laurea y Metropolia han empezado a utilizar una herramienta que aplica la inteligencia artificial para analizar en tiempo real las necesidades de las empresas, investigando las competencias solicitadas en los anuncios de empleo para después personalizar rápidamente sus ofertas formativas según los requerimientos del mercado.

Pero además del apoyo a los planes de las universidades, el gobierno de Finlandia respalda al ecosistema emprendedor del país con acciones conjuntas como la creación del Centro de Investigación Técnica VTT, ubicado en la localidad de Espoo, que forma parte del área metropolitana de Helsinki. Este espacio de colaboración, donde se asientan distintas ‘startups’, se convirtió el pasado verano en uno de los tres miembros fundadores del Centro Finlandés de Inteligencia Artificial (FCAI), junto a la Universidad de Helsinki y la Universidad Aalto.

Mediante todas estas iniciativas, el país nórdico confía en saber aprovechar las oportunidades de la inteligencia artificial y otras tecnologías y preparar con antelación a sus profesionales para que no pierdan el tren de la innovación por no estar lo debidamente capacitados.

Otras historias interesantes