Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 14 feb 2019

Estos son los emprendedores sociales que darán de qué hablar este año

Innovadores, apasionados, perseverantes… y jóvenes, muy jóvenes. La revista Forbes ha publicado su famosa lista ‘30 Under 30’ en la que pone nombre y cara a los emprendedores de Estados Unidos y Canadá que, aunque todavía no han llegado a su tercera década, vienen pisando muy fuerte.

“El futuro se presenta brillante”, proclama el equipo de Forbes con orgullo en este especial que, cada año, escoge a los empresarios jóvenes más relevantes de todos los sectores en Estados Unidos y Canadá. El proceso de selección no ha sido fácil: “Elegir a los galardonados entre miles de nominados es largo y desalentador”. Pero ha valido la pena ya que el resultado ha sido, “una colección de personas audaces que asumen riesgos, dándole un nuevo giro a las viejas herramientas de sus oficios”. Estos son algunos de los nombres que aparecen en esta lista y que están dando de qué hablar en el mundo del emprendimiento por mejorar la vida de las comunidades donde trabajan.

Komal Ahmad, fundadora de Copia

Poco podía imaginar esta estudiante de Medicina que una conversación casual con un veterano de guerra, que no había comido en tres días, le cambiaría la vida. Su historia le conmovió tanto que Ahmad decidió pedir a los responsables del comedor de la Universidad de Berkeley, donde ella cursaba sus estudios, que donasen el exceso de comida a los albergues locales. La respuesta fue no. Aquella negativa, lejos de desanimarla, le llevó a crear su propia empresa: Copia.

Este emprendimiento ha buscado una solución al hambre en Estados Unidos, un país en el que la falta de recursos para la alimentación afecta a 40 millones de personas, utilizando una aplicación para el móvil. Su funcionamiento es sencillo: los restaurantes se inscriben en la plataforma y van informando, periódicamente, de la cantidad de comida que les ha sobrado ese día. El software localiza a las organizaciones sin ánimo de lucro que tiene cerca y necesitan los alimentos y Copia se encarga de recogerlos y llevárselos. Desde que esta empresa empezó a funcionar en 2016, ya se ha recuperado aproximadamente media tonelada de comida.  

Copia_emprendimiento social

© Copia

Viet Nguyen, cofundador de EdMobilizer

Nguyen sabe muy bien lo que cuesta estudiar en una universidad estadounidense cuando se tienen pocos ingresos. Su experiencia fue el motor que necesitaba para crear, junto a Alexis Rodríguez, la empresa EdMobilizer que ofrece a los estudiantes menos favorecidos la posibilidad de pertenecer a una comunidad que los acoge y apoya. Nguyen es un activista a favor de la educación y, a través de su empresa, está luchando para acabar con las barreras que impiden a estos estudiantes conseguir sus objetivos, cambiar las políticas y formar coaliciones que generen un cambio. En el ecosistema que ha creado se encuentran personalidades tan influyentes como Michelle Obama que, con su iniciativa “Reach Higuer Initiative”, fomenta que los jóvenes continúen su formación tras superar los estudios de Secundaria.

Edmobilizer_emprendimiento social

© EdMobilizer

Shadrack Frimpong, fundador de Cocoa360 

Nacer en Ghana y conseguir convertirse en la primera persona de su aldea que consigue una beca para estudiar Biología en la Universidad de Pensilvania, es una señal de la brillantez de este joven emprendedor.

En su currículum, además de sus logros académicos, destaca el President’s Engagement Prize, otorgado por su universidad, con el que obtuvo 150.000 dólares. Este capital fue el punto de partida para crear Cocoa360, una empresa basada en el modelo de “granja de impacto”. Su plan de negocio consiste en utilizar los ingresos de las granjas comunitarias de cacao en Ghana para financiar servicios educativos y de salud. Desde su fundación en 2015, Cocoa360 ha atendido a 3.000 pacientes y está educando a 120 niñas.

Cocoa360_emprendimiento social

© Cocoa360

Daniela V. Fernández, fundadora de Sustainable Ocean Alliance 

Esta emprendedora no esperó a terminar sus estudios universitarios para montar su propio proyecto y a los 19 años ya era la promotora de Sustainable Ocean Alliance: la mayor red internacional de líderes que trabajan en distintas iniciativas para proteger los océanos, con presencia en 60 países. No contenta con esto, Fernández también ha puesto en marcha su propia aceleradora para apoyar a las ‘startups’ que protegen la salud de los mares y océanos. Hasta la fecha, este proyecto ha recaudado 3 millones en fondos destinados a iniciativas a favor del planeta.

Sustainable Ocean Alliance_emprendimiento social

© Sustainable Ocean Alliance

La lista de emprendedores sociales que ha publicado Forbes se completa con proyectos variados e innovadores, que están cambiando la forma de plantear y hacer negocios: desde tecnología aplicada al reciclaje de plásticos, hasta plataformas de empleo para personas en situación de vulnerabilidad, cajas sorpresa de productos responsables, un traductor digital para ayudar a los refugiados… Ver y escuchar a estos jóvenes resulta interesante y, sobre todo, inspirador. Sus testimonios pueden ser la mecha que encienda las vocaciones de los emprendedores sociales del futuro.

Otras historias interesantes