Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 13 dic 2021

Ether, criptomoneda y pieza clave de las finanzas descentralizadas

que-es-ether-BBVA-suiza-criptomonedas
Vanessa Pombo Nartallo (BBVA Creative)

La segunda criptomoneda por capitalización de mercado es también el ‘token’ que permite que se ejecuten muchas de las aplicaciones que están abriendo nuevas posibilidades para las transacciones financieras basadas en criptografía. Su ‘blockchain’, Ethereum, es la más utilizada del mundo para desarrollar estas aplicaciones destinadas a impulsar las finanzas descentralizadas. Ether se enfrenta a una creciente regulación que se consolidará en el futuro.

Ether, ‘token’ nativo de la ‘blockchain’ Ethereum, tiene un carácter dual: es tanto un ‘token’ de pago como de utilidad. Por un lado, es la criptomoneda con la que se pagan los servicios computacionales de esta red y las tarifas de verificación de las transacciones que se ejecutan en ella. Por otro, es también la ‘gasolina’ que permite que se ejecuten las aplicaciones descentralizadas (o ÐApps), aplicaciones basadas en criptografía con las que los usuarios lleven a cabo transacciones y acuerdos directos sin entidades intermediarias, y los ‘smart contracts’, contratos inteligentes que se ejecutan automáticamente y garantizan que estas transacciones y acuerdos sean rápidos, seguros y eficientes.

Las ÐApps y los ‘smart contracts’ constituyen el pilar básico de las llamadas finanzas descentralizadas, o DeFi, es decir, el desarrollo de productos y servicios financieros (como créditos, préstamos o seguros) que, ofrecidos a los usuarios a través de estas ÐApps y formalizados por los ‘smart contracts’, tienen la capacidad de ejecutarse de manera automatizada y descentralizada. La descentralización implica que no hay autoridades mediadoras que controlen las transacciones; así, los usuarios pueden ser al mismo tiempo las partes del acuerdo, sus ejecutores, los notarios que certifican su validez y los propietarios de sus datos.

Ethereum tiene un gran peso en el desarrollo de las DeFi, ya que es la cadena de bloques más utilizada del mundo cripto para desarrollar ÐApps y contratos inteligentes.

Su criptomoneda ether se usa, además, para efectuar pagos, ser intercambiado por otros ‘tokens’, como garantía para generar ‘tokens’ de otras criptomonedas y para crear y adquirir ‘stablecoins’, criptodivisas que aparecieron por primera vez en Ethereum y que están concentradas en su mayor parte en esta plataforma.

Por todos estos motivos, ether mueve más de 500 mil millones de dólares a nivel global, lo que la convierte en la segunda criptomoneda por capitalización de mercado, solo por detrás de bitcoin que supera el billón de dólares.

A falta de que se implemente la interoperabilidad entre ‘blockchains’, que impulsará unas DeFi más fluidas, la tracción de estas dos criptomonedas despierta el interés de los inversores y las instituciones financieras, pero también hace que se esperen regulaciones específicas inminentes. En palabras de Alfonso Gómez, CEO de BBVA Suiza, que ofrece un servicio de custodia y compraventa de bitcoin y ether, los protocolos de estas criptomonedas, además de ser los que más interés despiertan entre los inversores, son también los que “ofrecen todas las garantías para cumplir con la regulación”.

BBVA ofrece estos servicios desde Suiza porque es uno de los países con normativas más desarrolladas al respecto. Recientemente, ha lanzado una estricta regulación para prevenir el blanqueo de capitales que se pueda llevar a cabo con criptomonedas.

Otras historias interesantes