Una generación hiperconectada, con nuevos hábitos de consumo de productos y servicios, que se acerca a la tecnología de una forma diferente. Son los millennials. La relación de estos nuevos consumidores con la banca se transforma hacia un nuevo modelo, ¿cuáles son sus hábitos financieros?

Los millennials -como destacó el presidente de Fintech Spain Pablo Blasco durante la presentación del informe Fintech Inside II Millennials– lo tienen claro: las gestiones financieras, mejor desde la app de su banco. Los jóvenes siguen confiando en su banco tradicional y prefieren la comodidad que supone la aplicación móvil.

El estudio detalla algunos aspectos de la relación de los millennials con la banca tradicional: Más de 1 de cada 4 encuestados sigue acudiendo a la oficina física como forma principal de relación con su entidad financiera y un 48% tiene una única cuenta en un banco tradicional. La forma más habitual de relacionarse con el banco es a través de la web o app móvil. Las fintech, por su parte, ocupan un lugar desconocido en la mente de muchos de los jóvenes que nacieron entre 1982 y 2004.

David Jiménez, responsable en España de Raisin, una plataforma que permite abrir depósitos en bancos de toda Europa, expuso durante el evento que se celebró en el centro de innovación BBVA de Madrid que “la inercia es ir al banco, ya que lo conozco y mi dinero está a salvo. Esa confianza sigue existiendo, y romperla va a ser muy complicado.” El reto para las fintech, según el emprendedor, está en mejorar la experiencia de los usuarios de la banca tradicional, ya que estas pueden cubrir las necesidades de manera más eficiente, rápida y barata.

Igual te interesa…

RECURSO tech trabajo oficina millennials startups pyme ordenador tecnologia innovacion ciudad

La clave del fintech: experiencias

¿Y qué saben los jóvenes de las fintech? La parte del informe que analiza los conocimientos sobre el sector fintech revela que los jóvenes conocen sobre todo aplicaciones de pago y transferencias y solamente 6 de cada 10 afirman que “han oído hablar alguna vez de fintech”. La app del banco triunfa entre los millennials y más de la mitad la utilizan como aplicación principal. Sin embargo, las fintech ocupan solo un 10% de las aplicaciones financieras de los usuarios.

Guillermo Vicandi, fundador y CEO de Bnext, un marketplace de productos financieros, cree que “hay que hacer una labor para explicar a los millennials lo que se está haciendo desde las fintech”. Para Vicandi, los millennials están acostumbrados a probar cosas nuevas y esto les llevará a servir de palanca para potenciar el nuevo sistema financiero. “Es un momento interesante desde la perspectiva innovadora y desde la perspectiva de usuario”.

Pese a que la cuenta bancaria tradicional sigue teniendo una gran influencia como modo de acceso al sistema financiero, los modelos cambian y los productos tradicionales se transforman. “El millennial ya no piensa en cuentas de ahorro, préstamos o cuentas corrientes, ahora hay otra manera de entender la banca”, explica David Jiménez. Para él, lo más importante de esta transición es pensar en experiencias para el usuario. Ya no se trata de que el banco venda únicamente productos, sino que hay que unir esas experiencias a productos.

Igual te interesa…

tecnologia fintech innovacion recurso

Según Jiménez, los millennials serán los encargados de redefinir la forma de consumir banca, ya que “no buscan productos enlatados, sino flexibilidad en cuanto a lo que necesitan”. La clave de ello está en la personalización: “Mis productos cambian en función de mi situación. Los bancos digitales tienen que ser personales y dar el servicio que necesitas en el momento que necesitas”. Para él, uno de los principales retos para las aplicaciones fintech está en “romper la barrera de que lo digital es menos seguro”.

Lo que ha conseguido la fintech es “aprovechar la tecnología para mejorar los productos a nivel de coste y de servicio del cliente”, asegura Vicandi. Para él, este sector ha “democratizado servicios que antes estaban al alcance de muy pocos”.

El estudio también señala que las conductas bancarias de los jóvenes están cambiando, sobre todo en relación con el ahorro, ya que solo 1 de cada 6 encuestados ahorra la misma cantidad todos los meses. Y los datos sobre la educación financiera de los millennials revelan que solo uno de cada cuatro jóvenes considera que su educación financiera es alta o muy alta y que solo el 38% se informa ocasionalmente sobre temas económicos y financieros.

Comunicación corporativa