Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital Act. 21 feb 2018

El futuro de la banca online y móvil

bancamovil datafono economia recurso BBVA

En el informe The Future of Retail Banking 2014 elaborado por Business Insider se refleja que las apps de banca móvil están convirtiendo a los smartphones en “centros de finanzas personales”. De hecho, con el auge de la banca móvil los clientes están abandonando, poco a poco, las tradicionales sucursales bancarias física.

En el informe The future of Retail Banking 2014, elaborado por el departamento de inteligencia corporativa de la publicación americana Business Insider,  se analiza cómo entre los años 2000 y 2013, los depósitos domésticos en bancos comerciales estadounidenses han aumentado de 3.400 billones de dólares a 8.900 billones, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 7,61%. Sin embargo, en la última mitad de ese período el número de sucursales se ha mantenido estable (entre 82.000 y 83.000), al igual que el de empleados de banco (entre los actuales 1,91 millones y los 1,95 millones -a excepción del descenso a 1,88 durante lo peor de la crisis, en 2009). Es decir -casualmente o no-, desde el momento en que se lanzó al mercado el primer smartphone.

¿La razón de ello? La explosión de la banca online, que se sitúa en los 90 millones de clientes con una tasa de crecimiento anual compuesto del 4,8% únicamente en el período 2012-2014. Cabe destacar que la mitad de estos clientes son usuarios de la banca móvil, canal cuya tasa de crecimiento ha superado el 25%.

Es cierto que el ritmo de crecimiento de los clientes de servicios móviles ha decrecido entre el segundo cuatrimestre de 2013 (28-32%) y el mismo período de 2014 (17-23%) en tres de los principales bancos de EE UU (Wells Fargo, Bank of America y Chase). Pero también es cierto que es el único canal (junto a las redes sociales) cuyo porcentaje de usuarios aumenta (del 13% al 22%) en el último año. Las apps móviles, según Business Insider, se usan ante todo para comprobar el saldo de las cuentas, realizar transferencias, pagar facturas y comprobar depósitos.

Pero sobre la mesa no está únicamente el traslado del negocio bancario presencial a los canales online, sino también la posibilidad de una inminente fuga de clientes a aquellas compañías tecnológicas que se atrevan a lanzarse al campo de los servicios financieros. Este informe se hace eco de una encuesta recogida por otro estudio anterior de Accenture en el que se recoge que el 50% de los clientes de bancos estadounidenses le gustaría poder manejar su dinero con servicios de la tecnológica Square (más un 41% para Paypal, un 29% para Apple, un 29% para Google, y un 26% para Amazon). En el caso del pujante segmento demográfico de los Millennials, al 72% de los mismos les seduce la idea de trabajar con estas compañías ajenas al negocio financiero (y el 39% no tendría ningún problema en recurrir a los servicios de un banco digital carente de sucursales).

A los bancos no les va a quedar otro remedio que aumentar su inversión en tecnología de consumo. Así, el informe pronostica que los 1.590 millones de dólares invertidos en 2013 se convertirán en 1.650 millones a finales de este año y de ahí a 1.800 en 2016. Para la inversión en materia de tecnología móvil, las cifras son algo superiores: los 1.700 millones de 2013 podrían ser 2.000 este año, 2.500 en 2016 y 3.340 en 2018.

Según las estimaciones de Business Insider a partir de datos de Paypal, los pagos P2P pueden ser una gran oportunidad de negocio para los bancos. Se usa como muestra de ello en el informe a la app Venmo, cuyo volumen de pagos en el primer trimestre de 2013 alcanzaba los 81 millones de dólares y se había situado, en el segundo trimestre de 2014, en los 428 millones.

Otras historias interesantes