Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El recuit de cabra reclama su sitio

El recuit no es un requesón, ni una cuajada, ni siquiera un queso fresco al uso. De textura cremosa y ligera, el recuit tiene un nombre propio en la familia de lácteos. Joaquim Martell, de Recuits de Fonteta, comenzó a elaborarlo en 1991 como lo hacía su abuela Rosita, con una receta tradicional que se mantiene intacta desde entonces. Un producto que combina a la perfección con toda clase de gustos y aromas y en el que se han fijado reputados cocineros como Joan Roca o Ferran Adrià para incorporarlo en la carta de sus espacios gastronómicos.

Consulta aquí los detalles para suscribirte

“Nuestro recuit se elabora cada día con la leche fresca recogida directamente de la granja, esto hace que surja un producto de calidad y muy fresco”, explica Quim Martell, al frente de la marca. El proceso original del recuit recurría a las madrugadas frías del invierno del Baix Empordà, cuando no se disponía de la tecnología adecuada para alcanzar las bajas temperaturas necesarias para su elaboración. Esto es lo único que ha cambiado desde entonces.

“Comenzamos con nuestra propia ganadería de cabras, actualmente compramos la leche a ganaderos de la zona”, explica Quim. La leche de cabra tiene un equilibrio perfecto entre grasa y proteína para elaborar el recuit. Esa leche se pasteuriza y se cuaja con cuajo de origen animal. “Después, en un largo reposo de la cuajada, se desuera muy lentamente hasta conseguir una textura cremosa”, continúa.

Esa línea de mantener la esencia del producto la llevan también a sus procesos, para ser lo más cuidadosos posible con el medioambiente. “Con el fin de ser más respetuosos con la naturaleza, actualmente estamos sustituyendo los envases de material poliespán por cartón reciclable, y además estamos en estudio de incorporar energía solar”, añade.

Quim Martell, propietario de Recuits de Fonteta - Recuits de Fonteta

El producto final, muy rico en calcio, mantiene ese sabor original de la leche y, al no contener aditivos ni conservantes, tiene una vida muy efímera y debe consumirse lo antes posible para disfrutar la calidad de su sabor y aroma. Para ello, tienen desarrollada una red de distribución que garantiza la rapidez en el suministro a tiendas y supermercados donde se vende el recuit, así como a los restaurantes que lo ofertan en su carta.

Nuevos tiempos para el recuit

“Los últimos meses nos hemos visto afectados directamente por la situación de pandemia, ya que nuestros principales clientes son la restauración”, se lamenta Quim. Un referente de la gastronomía como Ferran Adrià ya incorporó a la carta de El Bulli uno de los recuit de la familia Martell, en ese caso batido con anchoas. También El Celler de Can Roca ha contado con sus productos para su oferta gastronómica. Los hermanos de Girona han dado ahora un paso más y han seleccionado su recuit de cabra para formar parte de ‘Gastronomía Sostenible’, la nueva iniciativa de BBVA y los Roca para ayudar a los pequeños productores y promover hábitos de cocina saludable.

Gama de productos de Recuits de Fonteta - Recuits de Fonteta

“Siempre estaremos encantados de participar en proyectos de El Celler, ya que son profesionales con una larga trayectoria y principales referentes en el sector”, afirma. En esta ocasión, Joan Roca plantea un postre a base de recuit combinado con miel e higos confitados. “El recuit puede combinar con cualquier dulce, miel, mermeladas o azúcar, pero ciertamente los higos son la combinación ideal”, concluye. Nuevas formas para promocionar un producto único que mantiene la esencia de la tradición logrando adaptarse a cualquier dificultad.

Los productos de Recuits de Fonteta se pueden adquirir en tiendas de alimentación especializada o en la tienda de su quesería.

Otras historias interesantes