Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus Act. 19 oct 2020

Glosario de términos financieros para entender la crisis del COVID-19

Mónica Coca (Colaborador externo)

Recuperación en V, ERTE, coronabonos… La crisis global provocada por el COVID-19 ha popularizado una serie de términos económicos que hasta ahora eran unos perfectos desconocidos. Para no perderse ante tanta terminología lo mejor es tener a mano este práctico diccionario económico.

Coronabonos

Los eurobonos son títulos de deuda pública que se lanzan a los mercados para financiar a los países de la eurozona. Estos títulos están avalados por todos los países de la zona euro, es decir, si uno no devuelve el dinero a los inversores, el riesgo se comparte con el resto de países. Durante la crisis, este instrumento ha recibido el nombre de coronabonos por tratarse de una posible opción para financiar la crisis del coronavirus en Europa.

ERTE

Probablemente haya sido uno de los términos más repetidos desde el comienzo de la crisis. ERTE corresponde a las siglas de expediente de regulación temporal de empleo. El Ministerio de Trabajo y Economía Social de España lo define como “el procedimiento que han de realizar las empresas cuando, como consecuencia de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción tengan que suspender temporalmente la totalidad o parte de su actividad, con la consiguiente suspensión de los contratos de trabajo o la reducción temporal de la jornada de trabajo de las personas trabajadoras en dicha empresa”. Según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) hay tres tipos:

  • ERTEs de suspensión: se interrumpe la actividad por días completos (seguidos o intermitentes)
  • ERTEs de reducción: se acorta la jornada diaria a prestar por el trabajador.
  • ERTEs mixtos: combina días completos de actividad, de inactividad y de jornada reducida.

En esta situación, los trabajadores afectados, según el Real Decreto ley 8/2020 de 17 de marzo, tienen derecho a desempleo, aunque no hayan alcanzado la cotización mínima y el tiempo que estén cobrando el paro no se descontará del paro que tuvieran acumulado con anterioridad. La cantidad percibida corresponde al 70% de la base reguladora calculada sobre el salario de los últimos 180 días o durante el período anterior cotizado en el caso de que la duración del contrato hubiera sido inferior.

Ingreso Mínimo Vital

En principio, su puesta en marcha no estaba relacionada con la irrupción de la pandemia global, pero ha resultado determinante para muchas familias en situación de vulnerabilidad en esta crisis. Según la definición de la Seguridad Social en España, se trata de “una prestación dirigida a prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social de las personas que viven solas o están integradas en una unidad de convivencia y carecen de recursos económicos básicos para cubrir sus necesidades básicas”. Todos los requisitos y condiciones necesarios para solicitar esta prestación pueden consultarse en este enlace.

SURE

Esta medida es, según explica la Comisión Europea desde su página web, “el nuevo Instrumento de Apoyo Temporal para Mitigar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (Support mitigating Unemployment Risks in Emergency, SURE) que está pensado para ayudar a proteger el empleo y a los trabajadores afectados por la pandemia de coronavirus”. Este instrumento, tal y como explica la Comisión, “facilitará ayuda financiera, en forma de préstamos concedidos en condiciones favorables por la UE a los estados miembros, por un importe total de hasta 100.000 millones de euros”. Estos préstamos no se dirigen directamente a los ciudadanos, si no a los estados miembros europeos. Las personas que deseen ampliar la información sobre esta y otras medidas como el Fondo de Recuperación Europeo pueden hacerlo en este enlace.

Política fiscal

Se trata de la gestión por parte del gobierno de los recursos de un estado y su administración, controlando el gasto y los ingresos (impuestos). Los objetivos de la política fiscal son: el crecimiento económico, la plena ocupación de los recursos productivos de la sociedad, tanto humanos como materiales y capitales. En épocas de crisis, la política fiscal es clave, entre otras cosas, para proteger a la población de la destrucción de empleo y de ingresos, evitar la quiebra de las empresas con medidas específicas y facilitar la recuperación.

Política monetaria

La definición del Banco Central Europeo (BCE) explica que la política monetaria “opera controlando los tipos de interés a corto plazo, influyendo así en la evolución económica, a fin de mantener la estabilidad de precios de la zona del euro a medio plazo”. Según el BCE, mantener la estabilidad de precios, “es la mejor contribución que puede hacer la política monetaria al crecimiento económico y la creación de empleo”.

Las medidas de política monetaria que está llevando a cabo el BCE en su gestión de esta crisis son:

  • Ayudar a la economía a absorber el impacto de la crisis actual: mediante iniciativas como el Pandemic Emergency Purchase Programme (PEPP) que tiene como objetivo reducir los costes de endeudamiento y aumentar los préstamos en la zona del euro.
  • Mantener los préstamos asequibles.
  • Apoyar el acceso al crédito para empresas y hogares.
  • Garantizar que las preocupaciones a corto plazo del sector no impidan los préstamos.
  • Incrementar la capacidad crediticia de los bancos
  • Preservar la estabilidad financiera mediante la cooperación internacional

Recuperación en V, U, W o L

Estas expresiones se refieren a los posibles escenarios económicos que podrían darse según la evolución de la crisis.

La recuperación en V se produce cuando hay un parón brusco en la economía, pero la vuelta a la normalidad también es rápida. Se trata del escenario de recuperación más dinámico, que algunos expertos ven complicado en el contexto actual. “Hasta que tengamos el virus bajo control, la economía seguirá necesitando mucha ayuda”, afirma Mark Gongloff, editor de Bloomberg, en este artículo de opinión.

La recuperación en U tiene lugar cuando los indicadores económicos tardan más tiempo en alcanzar los niveles previos a la recesión. Ante la crisis actual es posible, según este informe del centro investigador The Brookings Institution, que la fase plana de la U se mantuviera más tiempo, debido a factores como las restricciones de aforo y la distancia social que afecta a los negocios. “Incluso después de que el riesgo para la salud se minimizara, la economía no regresará rápidamente al lugar donde debería haber estado, aunque finalmente llegará allí”.

La recuperación en W refleja periodos de recesión y recuperación intercalados. Este tipo de recuperación habla de una primera caída con su consiguiente recuperación para después volver a caer debido a la falta de estímulos económicos. “Si a la primera ronda de aperturas de negocios le sigue un aumento en los casos del COVID-19 y otra ronda de cierres en el otoño, la recuperación podría tener forma de W”, avisa el informe de The Brookings Institution.

La recuperación en L muestra una recesión pronunciada con una recuperación lenta. Se trataría del peor escenario posible ya que habría que esperar años hasta que la economía recuperara los niveles previos a la crisis, por lo que se podría llegar a hablar de depresión económica.

Teletrabajo

Esta forma de “trabajo a distancia” se ha generalizado con la irrupción de la pandemia global. Según la definición de la escuela de negocios internacional IMF Business School, consiste en el desarrollo de una actividad laboral mediante el uso de herramientas telemáticas, en cualquier momento y lugar, fuera del emplazamiento usual del trabajo. Esta forma de trabajo se caracteriza por realizarse a distancia y conlleva un empleo intensivo de las tecnologías de la información.

Vulnerabilidad financiera

El estudio de BBVA Research, “España | COVID-19, test de estrés para las finanzas de los hogares” define la vulnerabilidad financiera como “la capacidad de los individuos u hogares para hacer frente a un shock que implique la pérdida de la principal fuente de ingresos. Establecemos el grado de vulnerabilidad financiera de los hogares españoles en tres categorías: altamente vulnerables, vulnerables y seguros”.

Según este informe, en España, aproximadamente un 33% de sus hogares estaría en situación muy vulnerable financieramente, es decir con capacidad de aguantar menos de 3 meses en caso de perder su fuente de ingresos principal. El 24% de los hogares enfrentaría la crisis con una situación vulnerable financieramente (aguantando de 3 a 9 meses). Mientras que un 43% lo haría con una mayor seguridad financiera (más de 9 meses), pudiendo aguantar hasta 2021.

Estos conceptos financieros se han incorporado a nuestras conversaciones en los últimos meses y se unen a otros términos financieros que pueden resultar clave para tomar las mejores decisiones financieras. En la sección ‘Finanzas de un Vistazo’, BBVA España ofrece más de 500 artículos utilizando la tecnología para resolver dudas financieras de una manera didáctica y cercana para acercar la información financiera a la sociedad.

Otras historias interesantes