Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Google Cloud resalta la transformación de BBVA en una empresa digital

BBVA_GOOGLE_CLOUD

La alianza estratégica entre ambas entidades ha permitido la integración de Google Cloud en la plataforma tecnológica de BBVA. Esta colaboración está ayudando al banco a reducir el tiempo de lanzamiento de productos digitales, detectar mejor las ciberamenazas, convertir la sostenibilidad en una de sus principales capacidades o competir con las ‘fintechs’ nativas digitales.

Así lo afirma un estudio publicado por Google donde analiza el éxito del uso de sus productos Cloud en el banco, del que dice que se ha “transformado en una empresa digital que desafía el ‘statu quo’ del sector financiero”. Google es considerado por BBVA como “un aliado”, como lo define Iván Gómez, senior manager de Estrategia de Proveedores de BBVA. “Trabajamos con la mentalidad de desarrollar un producto final y crear hojas de ruta conjuntas”, añade.

La entidad financiera ha visto en la nube una oportunidad para ganar la agilidad necesaria para anticiparse a las necesidades de sus clientes, al tiempo que reducía su huella de carbono para convertirse en un negocio medioambientalmente sostenible. Todo ello impulsado desde la innovación. "Nuestra relación con Google Cloud nos ayuda a centrarnos en las partes más importantes de una transformación: poner a nuestros clientes en el centro del negocio, utilizar las mejores herramientas disponibles y llevar a nuestra gente también en ese camino", explica Juan Calatrava, director de Estrategia de TI, Despliegue y Normativa en BBVA.

Una colaboración que inició en 2012 un intenso viaje a través de la migración a la nube y que ha permitido profundizar materias como la inteligencia artificial o el ‘machine learning’. Apoyado en estos nuevos aprendizajes, el banco dirige ahora sus esfuerzos en la creación de aplicaciones que ayuden a mejorar la salud financiera de sus clientes. De esta forma, productos de Google como BigQuery están ayudando a BBVA en el análisis de grandes cantidades de datos para medir el impacto real que la pandemia ha tenido en el comportamiento de los consumidores. O Cloud SQL, un servicio que permite a BBVA dar a los líderes de proyectos y arquitectos de soluciones una forma de crear recursos de una manera segura, controlada y flexibilidad para adaptar fácilmente los recursos.

Lucha contra el cibercrimen

Hace un año, BBVA se convertía en el primer banco europeo en utilizar Chronicle, la plataforma de análisis de ciberseguridad de Google Cloud. Objetivo de los ciberdelincuentes, el banco necesitaba una plataforma de seguridad nativa en la nube con capacidad para soportar su actividad global. La estrategia de la entidad con Chronicle pasa por convertirlo en motor principal para detectar mejor las amenazas, clasificar y priorizar los eventos en función de su impacto o criticidad, y poder responder más rápidamente. Una relación ventajosa para ambas partes en la que BBVA se beneficia de la experiencia de los ingenieros de Google, mientras que la tecnológica adquiere una valiosa información sobre el funcionamiento de un banco maduro en materia de ciberseguridad.

Además de protegerse mejor contra las amenazas de ciberseguridad cada vez más sofisticadas, BBVA está mejorando la experiencia de los empleados con herramientas de productividad que crean un mejor entorno de trabajo. En particular, Google Workspace fue indispensable al inicio de la pandemia cuando el uso de Google Meet se disparó en un 1.800% y permitió que los trabajadores se mantuvieran conectados en remoto.

De banco digital a empresa digital

En cuanto al desarrollo de los canales digitales, BBVA está aprovechando la ingeniería del software de Google para ofrecer productos al cliente con mayor rapidez. El banco logra desarrollar nuevos servicios en solo nueve meses cuando la media del sector se sitúa en los dos años. Google Cloud está permitiendo a BBVA adquirir las capacidades básicas para cumplir con sus objetivos estratégicos, así como enviar un poderoso mensaje al mercado sobre cómo responder a las necesidades de la banca del siglo XXI.